Estoy embarazada, ¿puedo irme de balneario?

Sí, siempre y cuando lo especifiques antes de someterte a ningún tratamiento y previa consulta a tu médico o matrona

  • Estoy embarazada, ¿puedo irme de balneario?

Tiempo de lectura 4 min.

04 de mayo de 2018. 06:54h

Comentada
Gema Lendoiro Madrid. 4/5/2018

Una de las principales preguntas que se hacen las mujeres cuando se quedan embarazadas es si podrán seguir haciendo la misma vida de antes. En líneas generales, sí. Salvo medicamentos, alcohol y tabaco, podrán seguir haciendo casi todo. Por ejemplo, salvo que el ginecólogo o matrona les indique lo contrario, si son deportistas podrán seguir haciendo deportes (excepto los de impacto como montar a caballo, esquiar o similares). Pero ¿qué pasa con los tratamientos corporales? Muchas mujeres temen que puedan hacerles daño. Es prudente preguntar siempre antes de someterse a ninguno de ellos y, si bien es verdad que suelen estar informados de cuáles pueden usar las embarazadas y cuáles no, mejor ser prevenida. Por supuesto es muy importante que indiques que estás embarazada, obviamente cuando este embarazo no sea visible. En algunas mujeres, sobre todo las primerizas, puede que hasta el quinto mes no se le note ni siquiera desnuda.

Hemos hablado con Castilla Termal Hoteles, la primera cadena de hoteles balneario de 4 y 5 estrellas de España, y que está especializada en ofrecer tratamientos a medida especialmente indicados para embarazadas. Destacan los siguientes:

Masaje terapéutico en el embarazo: este tipo de tratamiento está orientado al alivio de algunos de los dolores más frecuentes, como los provocados por contracturas musculares o por la ciática. Esta afección es muy común en la gestación, consecuencia de la inflamación del nervio ciático; produce un dolor intenso en la zona lumbar, que se puede extender al resto de la pierna. El masaje en las zonas afectadas alivia el dolor y ayuda a reducir la tensión muscular. Este masaje se puede realizar a partir del 4 mes de gestación y siempre con un profesional especializado en técnicas de masajes para embarazadas.

Masaje circulatorio: se puede realizar desde el cuarto mes de embarazo para activar la circulación y prevenir problemas relacionados con la retención de líquidos. El masajista incidirá, sobre todo, en las extremidades, especialmente en las inferiores (piernas) que es donde existe mayor riesgo de hinchazón y pesadez por las alteraciones circulatorias que se producen durante el embarazo.

Masaje relajante: el estrés o ansiedad que afecta a muchas mujeres durante la gestación puede eliminarse o, al menos, disminuirse con un certero masaje que ayude a relajar el cuerpo y la mente de la futura madre; en especial cuando se disfruta en un ambiente tranquilo y acogedor.

Drenaje linfático en embarazadas: esta técnica de masaje fisioterapéutico está indicada para las mujeres embarazadas que padecen un exceso de retención de líquidos durante la gestación. Los especialistas lo recomiendan en las últimas fases del embarazo, cuando los síntomas de hinchazón -que se producen en especial en los pies y los tobillos- resultan muy incómodos para la gestante e incluso impiden mantener la actividad habitual diaria. El drenaje consiste en masajear las zonas afectadas para encauzar el líquido retenido hacia el torrente sanguíneo y, así, facilitar su eliminación por vías naturales. Esta técnica está recomendada a partir del cuarto mes de embarazo.

Especial Día de la Madre:

Más programas y experiencias para futuras mamás:

Programa futuras mamás: 2h por 99€ (balnearios 4*).

Suave exfoliación corporal: elimina las células muertas de la piel dejándola respirar, aportando luminosidad e hidratación.

Parafango cérvico-lumbar: aplicación de placas calientes compuestas de barro y parafina en una zona concreta del cuerpo pata aliviar dolores articulares y musculares.

Masaje especial embarazadas: masaje relajante de cuerpo entero, ayuda a combatir el estrés, sensación de piernas cansadas y ayuda a dormir y descansar mejor.

Masaje futura mamá Clarins: (60 minutos 100€).

Prepara el cuerpo y la piel para los cambios producidos por el embarazo. Relaja, alivia los dolores de espalda, los cansancios musculares y aligera las piernas. Ayuda a prevenir la formación de estrías.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs