‘La isla de las tentaciones’ termina con varias rupturas y un matrimonio

El exitoso reality dio carpetazo anoche con un programa lleno de decepciones amorosas

La pasada noche del 11 de febrero, fue una de esas que son difíciles de olvidar, y la culpa de ello lo tiene ‘La isla de las tentaciones’. El reality que ha conseguido enganchar frente al televisor a toda España, terminó ayer con un programa lleno de decepciones amorosas, varias rupturas y un matrimonio. Sí, sí, entre tanto llanto y desenfreno emocional, también hubo cabida para una pedida de mano.

Adelina y José, una relación irrompible

Los protagonistas del “triunfo del amor”, como era de esperar, fueron Adelina y José. Tras reencontrarse en la última hoguera de las tentaciones, entre piropos y “te quieros”, hablaron sobre las inseguridades de José. Pero la conversación duró poco, porque el propio José “hincó rodilla” de la forma más tradicional, para pedir matrimonio a la joven rumana. Y es que la isla no ha podido acabar con los 8 meses de amor de la pareja.

View this post on Instagram

SI QUIERO - - - - >🐍🌴🍎=💍J💓A

A post shared by Adelina (@adelina.seres) on

Fani, más sola que la una

Frente al triunfo del amor, tenemos a otra de las protagonistas de la noche: Fani. Contra todo pronóstico, abandonó ‘La isla de las tentaciones’ más sola que la una. Sin Christofer ni Rubén. Y es que, pese a las ganas de Estefanía por comenzar una nueva vida junto a la “ilusión” que había encontrado en el Caribe... se fue soltera.

“Si ha entrado aquí con una pareja de siete años y le ha pasado esto conmigo. ¿Por qué no le puede pasar esto conmigo fuera?”, de esta manera dejó plantada Rubén a Fani, que no se esperaba esta reacción del tentador.

Andrea elige a su nueva ilusión, Óscar

Quien sí se fue acompañada, y no por su pareja Ismael, fue Andrea. La joven rompió a llorar nada más reencontrarse con el que había sido su pareja durante dos años, pero Ismael lo tenía claro: “Me quiero ir solo. Quiero decirte que te respetes y te valores y así podrás respetar el día de mañana a tu pareja”, le dijo a Andrea.

Pese a las lágrimas, Andrea tenía claro que con quien realmente quería irse de esa isla, era Óscar. “Con él me siento cien por cien”, decía Andrea. Un sentimiento que fue correspondido por el malagueño, con el que abandonó el programa de la mano.

Fiama y Álex juntos, pero no revueltos

Fiama y Álex, pese al “circo” que tenían montado por el supuesto montaje de éste, decidieron finalizar su experiencia caribeña juntos, aunque por el momento, sin boda a la vista. Una relación que, a juzgar por la actitud de la canaria, no pinta bien fuera de ‘La isla de las tentaciones’.

Susana Molina, la gran triunfadora del programa

Pero la protagonista de la noche fue sin duda Susana Molina. La decepción amorosa que sufrió la murciana con el paso por el concurso de Gonzalo, fue tal, que el reencuentro entre ambos fue un absoluto mar de lágrimas. Mientra Gonzalo declaraba que quería un futuro con ella, Susana lloraba por “no sentir celos” ante las imágenes mostradas por Mónica Naranjo.

Las frases de Gonzalo, que se presagiaba lo peor, eran un continuo: “Susana, no hagas esto”, “ yo te quiero”, “seis años tirados a la basura”... Un argumento que no le sirvió a la concursante, que se empoderó y decidió abandonar ‘La isla de las tentaciones’ sola. Sin duda, la decisión más aplaudida por los fans del programa.