Actualidad

Harvey Weinstein, declarado culpable de violación y agresión sexual

Se libra de la cadena perpetua pero podrían condenarle hasta a 29 años de cárcel

Thumbnail

El jurado encargado de decidir un veredicto en el juicio contra Harvey Weinstein en Nueva York ha declarado este lunes al productor culpable de dos cargos sexuales y lo ha absuelto de los otros dos más graves y de violación, dos horas después de comenzar su quinta jornada de deliberaciones. De esta forma, Weinstein se libra de la cadena perpetua pero podrían caerle hasta 29 años de cárcel.

Los inicios del “Caso Weinstein” se remontan a 2017, cuando The New York Times y The New Yorker publicaron testimonios de mujeres que acusaban al productor de haber abusado de ellas. Ese fue el inicio del ya mundialmente conocido “MeToo”, un movimiento al que se sumaron un centenar de féminas que contaron sus historias. Algunas de ellas le tacharon de acosador, otras, de violador. Se le imputaban 5 cargos, aunque en la Corte Suprema se le acusa únicamente de dos: de haber forzado a Miriam Haleyi en 2006, cuando ella era ayudante de producción, y de haber violado a Jessica Mann en 2013. La sentencia, que ha salido este lunes, le declara culpable de ambos casos.

El juicio comenzó oficialmente el seis de enero, y ha sido un proceso largo y tedioso que ha acabado con una leve victoria del movimiento “MeToo”. La actriz Rosanna Arquette fue una de las primeras en denunciar los hechos y hoy ha compartido en sus redes sociales su agradecimiento “a las valientes mujeres que han testificado y al jurado por ver a través de las tácticas sucias de la defensa”. "Cambiaremos las leyes en el futuro para que las víctimas de violación sean escuchadas y no desacreditadas y para que sea más fácil que las personas denuncien sus violaciones”, terminaba Arquette.

Y es que uno de los elementos más polémicos del juicio ha sido la defensa del magnate, llevada a cabo por Donna Rotunno, una abogada de 44 años experta en defender a hombres acusados de delitos sexuales. Rotunno defendió y lo hizo atacando. Aunque reconoció que su cliente sería “el primero en decir que hizo cosas malas”, negó que se tratase de un criminal. Se refería así a las infidelidades que Weinstein cometió con diversas mujeres mientras estaba casado. Una de las tácticas de Rotunno fue desacreditar a posibles testigos, como era el caso de Anabella Sciorra, la actriz de “Los Soprano” que aseguró haber sido violada por el productor en la década de los 90. La abogada la calificó irónicamente como “una excelente testigo”, haciendo alusión a que ha estado toda su vida “actuando para ganarse la vida”. Aunque finalmente Sciorra testificó, por la sentencia parece que el jurado no se creyó su testimonio.

Rotunno ha acaparado toda la atención, porque en lo que respecta a su cliente, no hemos visto ni un solo gesto. Cuando el jurado emitió el veredicto, él ni se inmutó, al igual que cuando fue esposado en la Corte antes de que se lo llevaran. Estará retenido en la cárcel Riker’s Island de Nueva York hasta el 11 de marzo, cuando el juez James Burke emitirá la sentencia definitiva.

Este caso está llegando a su fin, pero solo en Nueva York, y es que la Corte de Los Ángeles también presentó dos nuevos cargos contra Weinstein por abusos sexuales que ocurrieron en 2013.