El “infeliz” 49 cumpleaños de Enrique Ponce

Ana Soria y Enrique Ponce, amor en alta mar
Ana Soria y Enrique Ponce, amor en alta mar FOTO: Instagram

El 8 de diciembre, día de la Inmaculada Concepción, Enrique Ponce celebrará su 49 cumpleaños, el más atípico de los últimos años. Los anteriores veinticinco supuso una gran fiesta familiar, primero con Paloma Cuevas, después con ella y sus dos hijas. Desde que saltó la noticia de que el matrimonio derivó hacia una triste ruptura, el torero pasa más tiempo con su novia Ana Soria que con sus niñas. Y ya hemos publicado que entre la mayor y su nueva pareja no hay sintonía. Esa es la batalla que debe lidiar Ponce si no quiere alejarse de su primogénita. La faena más complicada de su vida.

Enrique Ponce y Ana Soria por las calles de Nimes
Enrique Ponce y Ana Soria por las calles de Nimes FOTO: GJN GTRES

Es posible que viaje a Madrid esta semana para visitar a sus hijas en la casa de la calle del Pintor Rosales donde viven con su madre. Algún regalo caerá para el cumpleañero. Pero la tensión es evidente...

Será Ana la que se lleve la mejor parte de un pastel, antes exclusivo de sus “palomitas”. La “yogurina” tiene enchochada totalmente a su maduro novio, y ya le ha mimetizado con su cuchipandi al cien por cien. El diestro ha pasado de ser un hombre encorsetado en una imagen seria y discreta, a un rejuvenecido amante que disfruta colgando sus imágenes ñoñas de enamorado en las redes sociales. Y esto es lo que le molesta a su hija mayor, que su padre presuma de novia sin calibrar los daños colaterales.

En este aspecto, el cumpleaños pecará de una cierta infelicidad, porque la alegría no será completa. Un hombre, dos familias, un corazón partido, una novia casi adolescente, una ex resignada, dos hijas que han visto alterada su vida, la campaña taurina americana en el aire, un torero reconvertido en cantante... a ver quién se atreve a convertir todo este morbosidad galimatías en un culebrón televisivo.

Y que la banda sonora la componga el mismo Enrique.