Bertín Osborne, tras su separación: “Fabiola es una gran mujer”

El cantante afirma que no hay terceras personas

Singer and presenter Bertin Osborne and Fabiola Martinez during Global Gift Gala in Marbella
Singer and presenter Bertin Osborne and Fabiola Martinez during Global Gift Gala in MarbellaGtres©GTRESONLINE

Bertín Osborne y Fabiola Martínez han decidido separarse de mutuo acuerdo. No ha sido una ruptura traumática más allá de los que supone romper una relación tras veinte años juntos y dos hijos Kike y Carlos. Se casaron en 2006 y como contaba la propia Fabiola a esta periodista antes de la pandemia «fue tan rápido que no me dio tiempo a organizar nada. Espero poder celebrarlo en condiciones». Ya no podrá ser porque la decisión está tomada. Ha sido difícil y complicada en el terreno afectivo, referido al matrimonIo, no en el terreno económico y en lo que supone de dedicación por parte del cantante hacia sus hijos. Salvo su entorno más íntimo y por supuesto sus hijas y su padre, nadie estaba al tanto de la decisión que había tomado la pareja. «Ha sido difícil”.

Bertín tiene ya 64 años y pensaba que su boda con Fabiola ya era para toda la vida. Y está Kike que necesita una dedicación constante. Bertín no solo es un gran padre sino que ha procurado que su matrimonio funcionara. No ha podido ser y solo ellos saben de las razones de su distanciamiento. A pesar de la separación Bertín va a seguir pendiente de la educación de sus hijos y de que no les falte nada. Y lo principal su cariño» explicaba a LA RAZÓN fuentes muy cercanas a la pareja.

La información de la separación saltaba en el programa «Viva la Vida» y ha sido el propio Bertín Osborne el que ha confirmado la noticia a quien esto firma: «Estoy mal pero es lo mejor para todos y sobre todo para los niños. Una decisión complicada que hemos tomado de común acuerdo. Fabiola y yo nos queremos mucho pero hay veces que las rupturas son necesarias. Voy a seguir igual de involucrado con mis hijos y con todo lo que necesiten. Tengo poco que añadir. Fabiola es una gran mujer».

Bertín y Fabiola eran un matrimonio que se entendía muy bien. Antes de la pandemia acudieron a un almuerzo con la Peña Cuarto Poder en el restaurante Lucio y ahí demostraron que se entendían a la perfección . Fabiola sabía como llevar la personalidad arrolladora de su marido y a la inversa el cantante había encontrado en ella la tranquilidad y la estabilidad. Un equilibrio complicado teniendo en cuenta la vida profesional de Bertín con grabaciones semanales y galas en verano. «Fabiola es ese puerto de atraque cuando hay tormenta», decía en ese almuerzo con los periodistas. Y Fabiola respondía «la cuestión es que a veces la tormenta comienza antes de llegar a puerto y una veces soy yo y otra él». Ese día lo que si quedó de manifiesto fue que Fabiola no era una mujer sumisa y que Bertín había llegado a esa edad donde la tranquilidad afectiva era la mejor lotería.

Confinamiento familiar

En marzo cuando comenzó el confinamiento el cantante, Fabiola y sus hijos se recluyeron en la finca sevillana. Bertín explicaba que a pesar del drama que suponía la pandemia estaba disfrutando de la familia. «Tengo gimnasio y una pista de paddel aquí en casa. Juego con mi hijo Carlos y después nos pegamos unas machacadas Fabiola y yo con una tabla que hacemos. Y mi padre se sube a una bicicleta estática y esta fantástico de sus piernas y de todo. Fabiola sigue un entrenamiento muy duro por intenet. Así estamos toda la familia haciendo deporte y llevando esta etapa con mucho ánimo. Lo más complicado es continuar con los ejercicios de Kike, pero tanto Fabiola como yo ya sabemos lo que hay que hacer».

Era a mediado de marzo cuando Bertín me hacia estas declaraciones. Todo parecía que estaba en su sitio. Nueve meses después llega la noticia de su separación que Bertín no ha querido ni desmentir ni enmascarar.