Carrie Symonds, mucho más que “la esposa de Boris Johnson”

Se dieron el «sí quiero» en una ceremonia íntima en la catedral de Westminster

Boris Johnson y Carrie Johnson, tras darse el "sí quiero"
Boris Johnson y Carrie Johnson, tras darse el "sí quiero"DPA vía Europa Press DPA vía Europa Press

Acostumbrados a la excentricidad de Boris Johnson, los británicos quizás esperaban una ceremonia celebrada por todo lo alto y anunciada a bombo y platillo. Sin embargo, el primer ministro de Reino Unido contrajo matrimonio este sábado con Carrie Symonds, de la forma más inesperada: por sorpresa y en un acto con apenas treinta invitados.

El acto, celebrado en la catedral de Westminster, supone el tercer matrimonio del líder de los conservadores y el primero por el rito católico. Su nueva mujer, Carrie Symonds, con quien mantenía una relación desde 2019 y con quien tuvo un hijo hace un año, es sin duda una figura muy interesante dentro del panorama político británico y mucho más que «la nueva esposa del primer ministro».

Boris Johnson y Carrie Symonds
Boris Johnson y Carrie SymondsVICKIE FLORESEFE

Nacida en Londres hace 33 años, Symonds se licenció en Historia del Arte y Literatura Dramática en la Universidad de Warwick. Sin embargo, sus orígenes, hija y nieta de periodistas políticos, pronto se hicieron patentes, ya que a los 21 años ingresaría en el departamento de comunicación del Partido Conservador.

Pocos meses después, este paso hacia la política haría que Symonds participara en las primarias del Partido Conservador para la alcaldía de Londres, dentro de la campaña de Boris Johnson, quien finalmente saldría elegido. Pero no sería hasta la campaña del referéndum del Brexit cuando Symonds y el ahora primer ministro pudieron conocerse.

Tras formar parte de diversos equipos de comunicación dentro del aparato conservador, se convirtió en jefa de prensa de los «tories» en 2018, posición que, sin embargo, abandonó un año después para ejercer como asesora en Oceana, una organización que lucha para la protección los océanos y la vida marina.

Carrie Symonds
Carrie SymondsToby MelvilleREUTERS

Symonds ha sido siempre fiel defensora de la lucha contra el cambio climático o el maltrato animal y el giro ambientalista de la política de Boris Johnson en el último año no parece una coincidencia. Su posición con respecto a una tradición británica tan arraigada como la caza es un ejemplo de sus ideales. «La caza de trofeos se presenta como un premio a la destreza, pero es todo lo contrario. Es cruel, enfermizo, cobarde y nunca entenderé los motivos que tiene detrás», aseguraba Symonds en 2019.

A pesar de su salida del Partido Conservador, la influencia de la nueva primera dama en las políticas del primer ministro y en la dirección de los «tories» no ha decaído, según los medios británicos. Un ejemplo es la salida del Gobierno del polémico asesor Dominic Cummings. El que fuera principal ideólogo del Brexit y mano derecha de Boris Johnson hasta hace pocos meses, habría abandonado el Ejecutivo debido a su enfrentamiento precisamente con Carrie Symonds.

En el ojo del huracán

Una polémica que, sin embargo, no es la única que ha acompañado a la nueva primera dama durante los últimos meses. La prensa británica considera que Symonds es la responsable del escándalo de la nueva decoración del apartamento de la pareja en Downing Street. Al parecer, varias investigaciones apuntan que la reforma habría costado alrededor de 230.000 euros, cantidad que habría sido sufragada con donaciones privadas al Partido Conservador.

Boris Johnson y Carrie Symonds
Boris Johnson y Carrie SymondsTOBY MELVILLEREUTERS

Estas polémicas, unidas a las de un Boris Johnson muy criticado recientemente por su gestión de la pandemia, parecen razones suficientes para que la pareja haya optado por evitar una boda por todo lo alto que probablemente habría avivado las críticas. Sin embargo, algunos medios apuntan que Carrie y Boris sí tienen en mente una ceremonia más multitudinaria junto a amigos y familiares, ya que habrían enviado ya numerosas invitaciones con una fecha clara, el 30 de julio de 2022.

Aunque Symonds haya optado, de momento, por un perfil más alejado de las cámaras, con su trabajo en la protección de los océanos, no sería descabellado que un perfil joven y preparado como el suyo vuelva a tener protagonismo en el futuro dentro del Partido Conservador, una vez su marido haya dado un paso al costado.