Egos TV

Belén Esteban ocultó a su familia el motivo por el que ha tenido que pasar cinco veces por quirófano en los últimos meses

La colaboradora ha relatado en el ‘Deluxe’ su episodio más doloroso que nada tiene que ver con su lesión en la pierna.

Belén Esteban regresa al 'Deluxe'
Belén Esteban regresa al 'Deluxe' FOTO: Mediaset

Han pasado tres meses desde que Belén Esteban sufriese una aparatosa caída en ‘Sálvame’ que derivó en una fractura de tibia y peroné. Noventa días en los que la famosa colaboradora ha vivido entre su casa y el hospital, donde acudía semanalmente a sus rehabilitaciones.

Este viernes, y después de su reciente exclusiva en la revista ‘Semana’, la de Paracuellos ha concedido una larga e intensa entrevista en ‘Viernes Deluxe’, donde todos le han recibido con los brazos abiertos.

Me ha costado, pero no por la pierna, ha sido por mi cabeza. No tengo depresión, pero he estado muy triste. Mi cabeza me ha fallado esta vez”, ha empezado diciendo una Belén nerviosa ante su regreso a la pequeña pantalla.

Recuperada, aunque no del todo, de la lesión que le ha cambiado la vida, la protagonista ha sorprendiendo haciéndole una inesperada confesión de salud a Jorge Javier Vázquez: “En tres meses he pasado por quirófano cinco veces, y no todo por la pierna. A mi madre y a mis hermanos les pido perdón porque no lo sabían. Solo los sabíamos las personas que vivíamos en nuestra casa. Me ha pasado algo que no he contado porque ayer me dieron los resultados y no me quería adelantar”.

Belén Esteban
Belén Esteban FOTO: Mediaset

Segundos después, Belén Esteban ha contado lo siguiente: “Desde hace un par de años me salen unos bultos en el pecho. El 6 de julio me tocaba mi revisión de pecho. Me tocaba la mamografía y los bultitos los sigo teniendo pero no tengo peligro. Me hacen una citología y da correcta. Pero me hace una ecografía vaginal y ahí ven que el endometrio lo tengo más grande de lo habitual. Mi ginecóloga me lo dijo y dije ‘uy, aquí hay algo que no está bien, yo notaba que algo pasaba”, confiesa Belén ante el asombro de todos los presentes en plató.

“Me senté con un miedo que te mueres, estuve dos horas en quirófano, me quitaron un pólipo que tenía, me limpiaron y ayer me dieron el resultado. Es benigno y voy a estar un tiempo con cosas de desarreglos de mujeres que tenemos pero lo quiero contar porque no quiero que ser ejemplo de nadie, pero quiero decir a todo el mundo que las mujeres se tienen que hacer sus revisiones porque hubiera sido peor. Que no tengan miedos porque los médicos nos ayudan mucho y tenemos que tener confianza, cosa que yo no tenía”.