Gente

Dolores Vázquez, a Belén Esteban: “Me han quitado la dignidad”

La colaboradora de televisión ha mantenido una conversación “de 20 minutos” con la falsa acusada del “caso Wanninkhof”

Belén Esteban en una imagen de archivo
Belén Esteban en una imagen de archivo FOTO: Gtres

Belén Esteban ha revelado que ha mantenido una conversación telefónica con Dolores Vázquez, principal y erróneamente acusada del “casoWanninkhof”. La charla se produjo a través de una amiga de Esteban y sirvió para que ambas intercambiaran opiniones, después de que la gallega haya roto su silencio en una serie documental estrenado en Telecinco.

«Ella no te habla cómo habla en el documental de cómo lo ha vivido», ha comenzado diciendo la de Paracuellos. «Es una conversación privada… Ha durado unos 20 minutos. He hablado yo más que ella. He encontrado a una mujer que me ha dicho una frase que la voy a decir porque la dice en el documental. Me ha dicho que lo único que no le han quitado es la dignidad«.

«La he visto una mujer tranquila y muy serena», explicaba Belén. «Está tranquila, lo que pasa que sí que es verdad que ahora se le ha revuelto todo. Sus hermanas han sufrido muchísimo. Una vive en Inglaterra y otra aquí. Ella en Mijas vivía muy bien. Y esa casa la tuvo que vender para pagar a los abogados, a los procuradores y se tuvo que ir a Betanzos».

Belén Esteban no ha querido dar más detalles de la charla con Dolores Vázquez, aunque sí ha destacado que ”aquí hay dos partes hablando: Dolores, Alicia, la familia… y ella ve todo», ha recordado. «Cobra una pensión de 414 euros».

Asimismo, ha dejado claro que durante la conversación no han hablado de Alicia Hornos, madre de Rocío Wanninkhof, la joven asesinada en octubre de 1999 cerca de Mijas. “Es una pena que, por la mala investigación que hubo, tuviera que morir otra chica, Sonia (Carabantes). Si hubiera habido una buena investigación a lo mejor se podría haber evitado esa muerte”, ha asegurado.

“A mí me parece mal todo, pero lo que peor me parece es que ni el fiscal, ni los jueces, ni el jurado, ni el Estado, ni el ministro… hayan tenido una palabra de arrepentimiento, de perdón. Me parece vergonzoso que a esta señora no se le haya indemnizado con ni un duro. ¡Ni un duro! ¿A Alguien de nosotros nos han quitado un día de libertad? A mí no. A esta señora le han quitado muchos meses… yo creo que ya es hora de que alguien le pida perdón”, insistía Belén.