Gente

Perfil

Todo sobre Olena Zelenska, la valiente primera dama ucraniana que se niega a abandonar Kiev

En sus redes sociales cuenta con casi 2 millones de seguidores y fue nombrada como una de las personas más influyentes de su país

Volodymyr Zelenskiy y su esposa Olena Zelenska el pasado Día de los Enamorados
Volodymyr Zelenskiy y su esposa Olena Zelenska el pasado Día de los Enamorados Volodymyr Zelenskiy via REUTERS

El mundo entero sigue muy pendiente de la situación en Ucrania tras la invasión rusa, un enfrentamiento armado que la comunidad internacional ha condenado rotundamente. Uno de los rostros más visibles de esta cruenta guerra, además del propio Vladimir Putin, es Volodímir Zelenski, el presidente ucraniano que cada día se dirige a su nación a través de mensajes en vídeo para demostrar que sigue luchando por su país en primera línea de batalla. Quien está a su lado es Olena Zelenska, su mujer, que pese a tener la oportunidad de refugiarse más allá de sus fronteras, también se ha negado a abandonar el hogar que el ejército ruso quiere reducir a cenizas.

Así lo confirmó ella misma a través de sus redes sociales, donde cuenta con casi dos millones de seguidores. “No tendré pánico ni lágrimas. Estaré tranquila y confiada. Mis hijos me miran. Estaré junto a ellos. Y al lado de mi marido. Y contigo. ¡Te amo! ¡Amo Ucrania!”, escribió en su perfil de Instagram junto a una imagen de la bandera ucraniana. Olena Zelenska es muy activa en estas plataformas, donde refleja la admiración que siente por su marido. “Decidí apoyar a mi esposo: a nivel emocional, no es tan fácil para él y necesita a alguien que esté cerca”, dijo en un reportaje para la revista ‘Vogue’, cuya portada protagonizó. Además, a través de su cuenta de Instagram, también defiende un estilo de vida saludable, una de las causas en las que más se ha volcado como primera dama.

Aunque tiene un perfil muy mediático, Zelenska se mantiene al margen del trabajo político de su marido y sus actuaciones se limitan a las causas benéficas o sociales. En 2019 se convirtió en una de las personas más influyentes de Ucrania, pero lo cierto es que nunca tuvo pretensiones de alcanzar cotas tan altas de fama. De hecho, estudió arquitectura, época en la que conoció al presidente Volodímir Zelenski. Tras un romance de ocho años, pasaron por el altar en septiembre de 2003 y contrajeron matrimonio. Solo un año después tuvieron a su primera hija, Aleksandra, y en 2013 ampliaron su familia con la llegada de la segunda, Kiril.

Antes de alcanzar la política, tanto Volodímir Zelenski como su esposa se ganaban la vida en su productora de televisión, Kvartal 95, un estudio dedicado a los formatos de entretenimiento en los que la actual primera dama ejercía de redactora.

Preocupada por la situación

Mientras su marido se dirige a la población a través de los medios de comunicación oficiales, ella hace lo propio desde sus redes sociales. Zelenska está manifestando su dolor a través de sus publicaciones, como la última, en la que narra la historia de un bebé que ha nacido en un refugio antiaéreo: “Esto iba a tener lugar en condiciones completamente diferentes, bajo cielos pacíficos. Es lo que los niños deben ver”. A pesar de la dolorosa situación, también muestra su orgullo hacia una población que parece haberse unido para ayudarse y apoyarse.

Pero lo principal es que, a pesar de la guerra, había médicos y personas solidarias en nuestras calles junto a ella. Será protegida y defendida. ¡Porque sois increíbles, queridos compatriotas!”, añade junto a la imagen del bebé, mientras recuerda que la lucha sigue en las calles: “Somos el ejército, el ejército somos nosotros. Y los niños nacidos en refugios antiaéreos vivirán en un país pacífico que se ha defendido”.