Gente

Se complica la vía de escape de Isabel Pantoja: todos los frentes abiertos que se lleva a Argentina

La tonadillera pone rumbo al otro lado del charco, pero en su viaje la acompañan algunos problemas que no le permitirán desconectar todo lo que ella quisiera

Isabel Pantoja en una imagen de archivo
Isabel Pantoja en una imagen de archivo FOTO: Gtres

Isabel Pantoja ha emprendido su viaje al otro lado del charco. La tonadillera ha sido vista recientemente en el aeropuerto de Jerez, a punto de embarcar en la nave que la llevará hasta Argentina. La acompaña su incondicional hermano, Agustín Pantoja, que no se ha separado de ella en los terribles momentos por los que ha pasado en los últimos meses. Aunque la principal razón que lleva a la cantante hasta el continente americano es su gira, suspendida el año pasado por la pandemia de coronavirus, para ella también supone una vía de escape de todos los frentes abiertos que tiene en España.

Aunque sus problemas con la Justicia parecen haberse solucionado, después de que el juez la absolviera de las acusaciones de “colaboradora necesaria” de un supuesto delito de insolvencia punible -tal y como se recoge en la sentencia que LA RAZÓN publicó en exclusiva-, sus desencuentros familiares siguen siendo un quebradero de cabeza para ella, sobre todo los que mantiene con su hijo, Kiko Rivera. Según se publicó recientemente, su intención es intentar solucionar el conflicto una vez regrese de su gira, y aunque no se ha confirmado, se barajó también la posibilidad de que estableciera una primera toma contacto con él antes de emprender su viaje, aunque la conversación profunda llegaría algo más tarde.

Su periplo hasta Sudamérica también ha supuesto para Isabel Pantoja una liberación de ‘la cárcel’ en la que Cantora parecía haberse convertido. Desde que se le vinieron encima todas las polémicas que le han salpicado en los últimos meses, la cantante apenas ha salido de su casa, una casa que ahora solo le trae malos recuerdos. Desde la muerte de su madre, doña Ana, la tonadillera no se encuentra cómoda en la finca, hasta el punto de que ya ha anunciado sus planes de venderla para mudarse a otra vivienda cuya historia no alimente sus lágrimas.

Pero es posible que Isabel Pantoja tampoco encuentre en América la vía de escape que ella esperaba. Las últimas informaciones apuntan a que una cuenta pendiente con la Justicia Mexicana también podría quitarle el sueño. Al parecer, una productora del país azteca le reclama 800.000 euros en concepto de daños y prejuicios por poner trabas al rodaje de una serie sobre su vida que ya estaba acordada. Supuestamente, la cantante ya habría cobrado 400.000 euros, pero, hasta este momento, tan solo se ha podido producir el tráiler de la ficción.