Gente

Nadal celebra con Mery Perelló su hazaña en Roland Garros entre rumores de embarazo

La esposa del tenista es su mayor apoyo dentro y fuera de la pista

Rafael Nadal, junto a Xisca Perelló y María Isabel Nadal
Rafael Nadal, junto a Xisca Perelló y María Isabel Nadal FOTO: ABACA GTRES

Si hay algo que siempre ha caracterizado a Rafa Nadal y a su esposa, Mery Perelló, ha sido sin duda su discreción desde que se hiciera pública su relación en 2005. Ayer Nadal se hizo con su decimocuarta copa de Roland Garros y hoy la pareja ha posado por primera vez con el trofeo, juntos, con la torre Eiffel de fondo.

Nadal celebra su decimocuarta victoria en Roland Garros
AFP7 
05/06/2022 ONLY FOR USE IN SPAIN
Nadal celebra su decimocuarta victoria en Roland Garros AFP7 05/06/2022 ONLY FOR USE IN SPAIN FOTO: AFP7 vía Europa Press AFP7 vía Europa Press

La mujer del mejor tenista español de todos los tiempos ha vuelto a demostrar que es su mejor apoyo dentro y fuera de la pista, además de avivar entre los seguidores del manacorí los rumores de embarazo. Las alertas ya se encendieron en la final de la Champions League celebrada en París, donde se captó a Xisca bostezando y con cara de cansada, señales que muchos interpretaron como síntomas de embarazo. Además, era de las pocas personas que lucía mascarilla sanitaria, una medida aún recomendable para personas con cuidados especiales como es el caso de las embarazadas. Pero durante el torneo de tenis, también la familia de Nadal, especialmente la hermana del tenista, María Isabel, estuvieron especialmente pendientes de ella.

Mery Perelló, en la final de Roland Garros
Mery Perelló, en la final de Roland Garros FOTO: Michel Euler AP

Pero no son más que rumores, que siempre han perseguido a la pareja. No obstante, es una realidad que tanto a Nadal como a Perelló les gustaría convertirse en padres en un futuro cercano. La pareja se conoció gracias a María Isabel, que era amiga de Xisca en el colegio. Tras catorce años de relación, el tenista y la empresaria se dieron el “Sí, quiero”, el 19 de octubre de 2019, en una boda discreta en la mansión de la Fortalesa del Port de Pollença.

“Si vienen niños, habrá un cambio. Es algo que probablemente sucederá en el futuro, porque ambos lo queremos”, dijo convencido no hace mucho el tenista. Quizá el posado de hoy en París esconda también otro motivo de celebración. El tiempo lo dirá.