Gente

Confesión

Jesús Vázquez lucha contra los fantasmas del Caso Arny : “Convirtió mi mundo en una pesadilla”

El presentador se ha pronunciado sobre el suceso

Jesús Vázquez, nuevo presentador de "Mujeres y hombres y viceversa"
Jesús Vázquez, nuevo presentador de "Mujeres y hombres y viceversa"Mediasetfreemarker.core.DefaultToExpression$EmptyStringAndSequenceAndHash@6d1771e5

Cuando en 1995 saltó a la opinión pública el escándalo del llamado Caso Arny, tuve ocasión de entrevistar a uno de los presuntos implicados, que luego sería absuelto, Jesús Vázquez. El popular presentador no paraba de defender su inocencia. Quedamos en Sevilla, muy cerca del local en el que un grupo de menores acusó a distintos personajes del panorama social de haber tenido relaciones sexuales con ellos.

Jesús me aseguro que “jamás he estado en ese local, las acusaciones son falsas”. Aquello convirtió mi mundo en una pesadilla, pero lo que más me dolió fue el daño que le hizo aquel asunto a mi madre. No consigo olvidarlo”.

Los fantasmas del pasado vuelven a la vida del comunicador. Ayer viernes se estrenó en HBO Max el documental “Arny, historia de una infamia”, en el que Vázquez recuerda que “nunca se respetó mi presunción de inocencia, la jueza del proceso siempre me trató como culpable”.

A Jesús se le saltan las lágrimas cuando recuerda lo que considera una completa injusticia. Le queda clavada la espina de que su madre muriera antes de que se dictara la sentencia absolutoria de su hijo. Para el, aquel diro fallecimiento supuso un verdadero drama, tal era la unión que tenía con su progenitora.

Es el único de los famosos “acusados” entonces que se ha atrevido a dar la cara en el documental. Otros, como Jorge Cadaval o Javier Gurruchaga, declinaron su presencia. No quieren revivir aquel suplicio.

Jesús Vázquez
Jesús VázquezHBO MAXHBO MAX/EFE

Recuerdo aquella charla con Jesús como si hubiera sucedido ayer. Paseábamos por la avenida que recorre el río Guadalquivir, la gente miraba al presentador con una cierta inquietud. Él intentaba mantener la compostura, pero era evidente que se sentía mal ante las miradas furtivas y los cuchicheos. Pero insistía en su inocencia. “No tengo nada que temer, en el juicio voy a demostrar que no he participado nunca en esta historia”.

El juicio se inició en octubre de 1997 y meses después se dictó sentencia. Treinta y dos de los cuarenta y nueve imputados fueron declarados inocentes, entre ellos Vázquez , Cadaval y Gurruchaga. Y es que los presuntos ros testigos que les acusaron se acabaron retractando de las graves acusaciones que habían vertido sobre ellos.

Pero a los tres se les cayeron muchos de los contratos firmados con anterioridad. El perjuicio moral y económico fue enorme.

Jesús tuvo que echar mano de ayuda psicológica. Y hoy confiesa que “el cerebro se inventa muchas cosas para huir del dolor que ha vivido, y una de ellas es olvidar. En todos estos años he hecho un ejercicio por olvidar lo que pasó , por dejar atrás aquella pesadilla”.

El documental consta de tres episodios e intenta reflejar la realidad de un asunto controvertido, con sus verdades y sus mentiras.