Gwyneth Paltrow, la mano negra de Weinstein

Un nuevo libro sobre los abusos sexuales desvela el papel decisivo de la actriz en la investigación

  • Gwyneth Paltrow y Harvey Weinstein, en la fiesta posterior a los Oscar de 1999 /Efe
    Gwyneth Paltrow y Harvey Weinstein, en la fiesta posterior a los Oscar de 1999 /Efe

Tiempo de lectura 2 min.

10 de septiembre de 2019. 22:02h

Comentada
Elena Barrios 11/9/2019

La actriz Gwyneth Paltrow fue testigo en primera persona de los abusos sexuales cometidos por el productor Harvey Weinstein, pero se negó a hablar. Temía que fuera «sórdido» y que supusiera el fin de su carrera cinematográfica, según recoge el libro «She Said: Breaking the Sexual Acoso Story That Helped Ignite a Movement», que sale hoy a la venta en Estados Unidos y que aún no se sabe si será traducido al español. El escrito revela nuevos detalles de la caída de Weinstein en 2017 y que dieron lugar al movimiento #MeToo contra el abuso sexual. En octubre de ese año varios artículos publicados en «The New York Times» y la revista «The New Yorker» desenmascararon a Harvey Weinstein el acosador, a pesar de que su «conducta» era conocida en Hollywood. La nueva publicación recoge los testimonios de dos de los periodistas que participaron en la investigación, Jodi Kantor y Megan Twohey, ambas ganadoras del Preimio Pulitzer.

Según el libro, Gwyneth Paltrow trabajó en la sombra con los periodistas que investigaron la conducta sexual inapropiada del productor de Hollywood, «desempeñó un papel mucho más activo que cualquiera que haya conocido», asegura a CBS la periodista de «The New York Times», Jodi Kantor. «Pero fue espeluznante para ella, porque Harvey Weinstein había sido una influencia muy importante». La protagonista de «Shakespeare enamorado» relató que cuando tenía 22 años, Weinstein la citó en una habitación del hotel Península Beverly Hills, le puso las manos encima y sugirió que se dieran masajes. Un encuentro que ocurrió en 1996, después de que fuera elegida para el papel de Emma en la citada película, por el que finalmente la actriz ganó un Oscar. Los abusos no se pararon ahí. En otra ocasión, según los autores del volumen, durante una fiesta en casa de Paltrow, el productor se presentó temprano y ella no tuvo más remedio que esconderse en el baño, desde donde llamó a los periodistas para saber qué hacer.

Reclutadora de víctimas

La intérprete fue decisiva para desenmascarar a Harvey Weinstein ya que desde entonces se conviritió en reclutadora de otras «víctimas» de Hollywood para hablar en contra de él. En total, más de 80 mujeres acusaron al productor de 67 años, que el próximo enero será juzgado por «agresiones sexuales y comportamiento sexual depredador».

«Al principio fue difícil persuadir a cualquiera para que colaborara» aseguran a CBS Kantor y Meghan Twohey. Paltrow se convirtió en una fuente «crucial» a pesar de negarse a aparecer en público «pero la gente se sorprendería al saber que desde el primer momento quiso colaborar en la investigación para desenmascarar al hombre que la había acosado», explican.

Además, las periodistas desvelan también entre sus páginas cómo una abogada del productor intentó manchar la reputación de sus presuntas víctimas y contiene también la esclarecedora carta escrita por Bob Weinstein a su hermano en 2015.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs