La boda blindada de Belén Esteban

Sistema anti drones y focos antipaparazzi, entre las medidas de seguridad de su boda con Miguel el próximo 22 de junio.

  • Miguel Marcos, que no se considera personaje público, ha pedido a su novia que el enlace no sea un circo mediático. Foto: Gtres
    Miguel Marcos, que no se considera personaje público, ha pedido a su novia que el enlace no sea un circo mediático. Foto: Gtres
Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

19 de junio de 2019. 13:33h

Comentada
José de Santiago Madrid. 8/6/2019

Dijo que no vendería la exclusiva de su boda, pero los rumores apuntan a todo lo contrario. Belén Esteban se casará con «el hombre de mi vida», Miguel Marcos, el 22 de junio por la tarde entre altas medidas de seguridad. Una amiga descubre que «no quiere filtraciones ni dentro ni fuera del lugar donde se celebrará el enlace y, de momento, ha pedido a sus trescientos invitados que dejen los teléfonos móviles en un lugar preparado para ello y contratado un sistema anti drones y unos focos anti paparazzi, aparte de un grupo de agentes de seguridad que velarán para que nadie se cuele en la boda». Nada parecido a lo que ocurrió en su anterior enlace matrimonial con el hoy «desaparecido» Fran Álvarez que, naturalmente, y a la vista de lo mal que acabó aquella separación, no estará entre los asistentes.

Una persona cercana a la tertuliana de «Sálvame» nos desvela que «son Miguel y Andreíta Janeiro los que han pedido a su madre que la boda no se convierta en un circo mediático, que monte ese amplio sistema de seguridad. Ninguno de los dos se considera un personaje público, y le dejan las consecuencias de la popularidad a Belén. Ellos ven más lo negativo que lo positivo». De hecho, mientras las dos despedidas de soltera de Belén, la primera, en Ibiza con sus amigas de toda la vida, la segunda, en Madrid con sus compañeras de programa, han tenido una gran repercusión en los medios, la de Miguel y sus amigos en Jérez de la Frontera se mantuvo en secreto. La boda tendrá lugar en la finca La Vega del Henares, a 33 kilómetros de la capital madrileña. Muy cerca de Alcalá de Henares. No se conocen detalles del vestido que lucirá la ex de Jesulín, tan solo que será en color blanco y de corte clásico. Y los novios han pedido a sus invitados que no quieren regalos, sino que les ingresen dinero en una cuenta corriente habilitada para ello.

En cuanto al banquete nupcial, cada cubierto cuesta alrededor de 155 euros, a lo que habría que añadir los gastos de la barra libre posterior y la contratación de un Dj. Se espera que la celebración se alargue hasta altas horas de la madrugada. En el menú, mucha delicatessen. Un empleado de la citada finca cuenta a LA RAZÓN que «los novios podrán degustar en el cóctel previo desde canutillos de queso a bacalao al gratén, huevos de codorniz con arroz, cocas de verdura, cangrejo de río con guacamole, pulpo marinado, una barra de sushi y comida oriental... Luego, carne o pescado, dulces y tarta nupcial».

El padrino será el ex director de «Sálvame», Raúl Prieto, y los invitados son muchos y variopintos: la madre y los hermanos de Belén, sus cuñadas, María Teresa Campos, sus hijas Terelu y Carmen, y su novio, Edmundo Arrocet, sus íntimas, Tina y Marivi, Ylenia y algunos compañeros de programa, como Paz Padilla, María Patiño, Mila Ximénez, Gema López, Belén Rodríguez, Kiko Hernández, Lydia Lozano, Antonio Rossi, Jorge Javier Vázquez, David Valdeperas y Carlota Corredera, entre otros. Se quedan fuera de la lista Kiko Matamoros, Diego Arrabal y Aurelio Manzano. En lo que se refiere a los Janeiro, la novia deja muy claro que «no tengo relación con ellos».

Retoques preboda

Una amiga de la de San Blas nos asegura que «Belén es más feliz que nunca. Miguel es el hombre que le ha traído estabilidad, amor, y que la alejó de las malas compañías. Es recto y está enamorado. Se desvive por su pareja. No me extraña que ella diga que es el hombre de su vida, nada que ver con sus tormentosas relaciones con Jesulín y Fran. Está super ilusionada con su boda, deseando que llegue el día para reunir a toda la gente que la quiere y que tanto le ha ayudado en sus mejores y peores momentos...

Hace unos días, Esteban se acercaba a una clínica de cirugía estética para hacerse unos retoques. Ha perdido diez kilos y está recuperando la figura de sus mejores tiempos. En el centro se sometió a un microblading, una técnica de micropigmentación para que las cejas luzcan más definidas, estilizadas y densas. Lo único que empaña tanta felicidad es la enfermedad de su hermano Juan Pedro. Ingresado en un hospital de Villajoyosa por una fibromialgia, la tertuliana le enviaba un mensaje hace unos días:: «Solo quiero decirte que te pongas bien pronto, para que en la boda podamos bailar todo lo que tenemos que bailar...».

Ella quería por la iglesia

Fue Miguel quien, durante unas vacaciones en Tenerife, le dijo a Belén que ya era hora de que se casaran. Ella se lo tomó a broma, «me quedé blanca. Semanas después, ya en Madrid, apareció en casa con una caja cuadrada, y me dijo: “Ya sabes que quiero compartir mi vida contigo y es el momento de que te dé esto». Abrí la caja y vi un anillo de papel de aluminio. Comenzó a reírse, metió la mano en su bolsillo y sacó otro de diamantes». A Belén le hubiera gustado casarse por la Iglesia, pero antes deben solucionar algunos problemas legales.

Últimas noticias