Mónica Naranjo relata cómo fue el infierno que vivió tras su separación

La cantante, productora y presentadora confiesa lo duro que le resultó estar de nuevo soltera

  • Mónica Naranjo comenzó el programa a corazón abierto y sobre la cama de su habitación
    Mónica Naranjo comenzó el programa a corazón abierto y sobre la cama de su habitación

Tiempo de lectura 4 min.

21 de septiembre de 2019. 09:04h

Comentada
Paco Rodríguez 21/9/2019

ETIQUETAS

Mónica Naranjo ha sido siempre una artista que ha sabido mantener su vida privada lejos de los medios de comunicación. Sin embargo, hace un año todo cambió y ha decidido dar un cambio radical. Después de 16 años, acabó con su relación con su segundo marido y representante Óscar Tarruela. Lo que ambos anunciaron en un comunicado como una decisión "meditada y de mutuo acuerdo, tomada desde el cariño y el respeto que nos tenemos" fue un auténtico infierno para Mónica Naranjo. Así lo confiesa en la primera entrega de "Mónica y el sexo", una docuserie estrenada ayer en Cuatro y que decidió rodar poco después de la ruptura.

Según confiesa la artista y productora catalana de 45 años, la separación supuso fue un cambio radical en su vida. Acostumbrada a ser una persona muy reservada, decidió abrirse al público. Mostrarse desinhibida, abrir su corazón y compartirlo con los espectadores. Para ello, contó con la ayuda de la guionista Ana Joven y el realizador Miguel Bosch, que también acababan de experimentar una ruptura sentimental. Cuando le plantearon a Mónica la posibilidad de realizar el programa no se lo pensó y decidió mostrarse cómo es, narrar cómo le ha afectado su divorcio, sus miedos, sus angustias y su forma de ver la vida... y el sexo.

El arranque del programa fue una declaración de intenciones directa y sincera: “Me acabo de separar. Le puede pasar a cualquiera y es una putada. Tengo 44 años y aquí estoy, sola en una casa inmensa. ¿Cómo se queda una persona después de una separación? Pues hecha mierda. Triste, vacía y sin libido”.

Naranjo confiesa que durante los primeros quince años fue muy feliz, pero "en el último me he perdido porque me he tropezado con una persona que me ha dicho que ha pasado una vida de mierda conmigo”. “La persona se frustra, no vive la vida que quiere vivir y carga contra el otro. El otro sí está viviendo la vida que quiere vivir, con lo cual no está enojado ni irascible con la vida”, añade.

La separación fue muy impactante para la artista, que de repente tenía que asumir su soltería, llegar sola a su enorme casa vacía... Una serie de cambios que fueron una pesadilla para Naranjo. Desde que se produjo la separación de su pareja, la artista ha vivido momentos duros, pero hay uno que recuerda especialmente como una de las sensaciones más duras de su vida: “Fue enfrentarme a la una y media de la mañana entrando en mi casa sola. Y mi casa vacía. Te mueres”. Además, explica: “He estado viviendo un puñetero infierno los últimos dos meses. A día de hoy, te digo que se puede morir de pena”.

En ese momento de su vida en el que se dio cuenta de que debía desinhibirse, ganar confianza y mostrarse tal y como es llegó "Mónica y el sexo", un programa casi terapéutico para la cantante catalana en el que se acompaña en cada capítulo de un personaje famoso José Corbacho, Ana Milán o Boris Izaguirre, con los mantiene charlas “de alto voltaje” con conocidos artistas internacionales y con los que visita distintos puntos del planeta para descubrir diferentes maneras de vivir la sexualidad y el mundo de los afectos con una mirada respetuosa pero absolutamente abierta.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs