Gente

La extraña visita nocturna de Marta Riesco y su madre a la clínica López Ibor

Acudieron juntas, a las diez de la noche, fuera de horario, y sólo estuvieron en su interior diez minutos. La visita se produjo poco después de que la madre de Marta reconociera a Kiko Hernández que no le gusta su futuro yerno

Marta Riesco en una imagen de archivo
Marta Riesco en una imagen de archivo FOTO: Gtres

La extraña visita de Marta Riesco y su madre a la famosa clínica especializada en salud mental se producía a las diez de la noche de ayer, minutos después de participar como colaboradora en “Ya son las 8″, el programa que presenta Sonsoles Ónega en Telecinco. Según publica la revista Semana la colaboradora y su madre entraban sobre las diez de la noche en la prestigiosa clínica fundada por el Dr. López Ibor y, diez minutos después, la abandonaban si responder a las preguntas de los reporteros que la esperaban allí. Sin embargo, a pesar de que podían haber evitado ser fotografiadas accediendo en coche al recinto, madre e hija lo hicieron a pie, facilitando la labor de los informadores. ¿Por qué se han dejado ver juntas entrando a la López Ibor?

Marta está sobrepasada psicológicamente por la situación que vive con Antonio David Flores

Todo ello ocurría después de unos días especialmente duros para Marta Riesco, tanto a nivel personal como profesional. Por un lado, ha vivido su primera gran bronca con su novio al enterarse por Marisa Martín Blázquez, su compañera de “El programa de Ana Rosa”, que Olga y Antonio David Flores no firmarán, de momento, el divorcio. Y por otro, ha sido objeto de un grave atentado a su intimidad al desvelar Anabel Pantoja la supuesta Nochevieja de pasión de la colaboradora y una amiga en la finca Cantora que ha motivado que actúe judicialmente contra la sobrina de Isabel Pantoja. La noticia la adelantó en Sálvame, programa en el que entró en directo para enfrentarse a Anabel, lo que le ha acarreado problemas con la productora para la que trabaja, en el que se niega a hablar de su vida personal.

Marta Riesco, entrevistada por Sonsoles Ónega en 'Ya son las Ocho'
Marta Riesco, entrevistada por Sonsoles Ónega en 'Ya son las Ocho' FOTO: Mediaset

Por si fuera poco, este mismo miércoles, después de estar cubriendo “la interrupción” de la relación matrimonial entre Iñaki Urdangarín y la Infanta Cristina, su regreso como colaboradora a “Ya son las ocho” no ha estado exento de polémica. La tertuliana, que se niega a hablar de su vida privada en los programas de la productora de Ana Rosa Quintana, le daba una nueva exclusiva a Sálvame que ha provocado un encontronazo con su madre.

La madre de Marta Riesco reconoce a Kiko Hernández que no le gusta Antonio David

Kiko Hernández la asaltaba por los pasillos de Telecinco mientras la reportera se dirigía al servicio médico a hacerse un test de antígenos. Era entonces cuando éste le preguntaba su relación con el malagueño, tras hacer público Diego Arrabal que habían roto.

Aunque ella se ha negado a hacer declaraciones sobre este asunto, la inesperada llamada de su madre ha propiciado que Kiko Hernández le arrancara unas declaraciones muy jugosas. Así, en cuanto Marta Riesco ha descolgado el teléfono, Kiko Hernández le ha preguntado sin dudarlo si le “gusta a como yerno Antonio David Flores”. A lo que ella, sin pensárselo dos veces, ha respondido un rotundo: “No”.

Kiko Hernández y Marta Riesco
Kiko Hernández y Marta Riesco FOTO: Mediaset

Tras las palabras de la madre de Marta, la periodista se sentaba en su programa e, inexplicablemente, se negaba a pronunciarse sobre las polémicas que protagoniza, permaneciendo en plató en silencio y sólo comentando otros temas como la polémica de Urdangarin y la Infanta, en los que es inevitable que surjan las comparaciones con su situación personal.

Fue al finalizar la emisión del programa cuando ella y su madre acudieron juntas al famoso centro especializado en psiquiatría y psicología. De hecho, la periodista acudió con la misma ropa con la que estuvo en el plató del programa de Telecinco.

Así, la única explicación posible a esta inesperada visita nocturna a la López Ibor, es acudir a pedir cita, algo que se puede hacer por teléfono o de urgencia, si desconoces que a esa hora ya no te atienden. “Yo he ido una vez con una crisis de ansiedad de noche y no me han atendido, te derivan a otro sitio” nos confirma un paciente del citado centro. Según este testimonio, a esas horas, las diez de la noche, no es posible ser atendido de urgencia, ni se pasa consultas, ni se puede hacer visitas ya que, desde las nueve de la noche, los enfermos ya están, en su habitación, durmiendo.