Especiales

Fernando Santiago: “No podemos seguir con medidas que cambian entre la rueda de prensa y el BOE”

LLeva 10 años presidiendo el Colegio de Madrid y cinco representando a más de 6.000 colegiados al frente del Consejo General de Colegios de Gestores Administrativos de España

Fernando Santiago, presidente del Colegio de Gestores Administrativos de Madrid
Fernando Santiago, presidente del Colegio de Gestores Administrativos de MadridLa Razón

¿En qué consiste vuestro trabajo? Los gestores administrativos ayudamos a los ciudadanos, las pymes y los autónomos en su relación con la Administración Pública, con trámites como matriculaciones de vehículos o la declaración de la renta. Durante las últimas semanas, se nos ha conocido por el asesoramiento a pymes y autónomos en materia de prevención de riesgos laborales, de protección de datos personales o gestionando sus ERTEs y las ayudas y subvenciones a las que han tenido acceso. ¿Con qué trabas se han encontrado a la hora de asesorarlos? Hemos encontrado problemas en la parte que corresponde a la Administración Pública debido a la elaboración de medidas que están muy bien en el papel pero que no sirven para la realidad de los que estamos en la calle. Por ejemplo, los gestores administrativos advertimos antes de que se decretara el estado de alarma que era necesario retrasar el calendario fiscal y laboral para no poner en riesgo la salud de los trabajadores y para permitir a las empresas que mantuvieran su liquidez. Finalmente, esta medida se tomó a mediados de abril, pero llegó mal y tarde. Los que han fallado en esta crisis ha sido la clase dirigente de la Administración Pública, no los funcionarios que dan la cara.

¿Cómo han actuado los colegiados en cuanto a la gestión de ERTEs y otros procedimientos? Se volcaron en presentar miles de ERTEs en tan solo cinco días para asegurar que los trabajadores de las empresas a las que ayudan tuvieran sus prestaciones lo más rápido posible. Han pasado noches casi sin dormir, días sin ver a la familia y han trabajado incluso enfermos para demostrar nuestra capacidad de resolución. Lo que es una pena es que, a pesar de esto, las prestaciones no lleguen porque las administraciones no cumplen con su parte.

¿Cómo están viviendo las empresas y sus trabajadores este periodo? Con una gran incertidumbre por la situación económica, sanitaria y por los constantes cambios legislativos, una incertidumbre que se suma al estrés de no saber qué va a pasar con sus negocios mañana y si podrán llevar comida a su casa al día siguiente. Por suerte, España es un país en el que la incertidumbre no es sinónimo de parálisis, las empresas, los trabajadores y los ciudadanos en general están poniendo lo mejor de sí mismos para que el impacto de este bache sea el menor posible y la recuperación llegue cuanto antes. Todo esto muy a pesar de algunos de nuestros dirigentes que han parecido estar más por la labor de dificultar y poner trabas.

¿Cómo está siendo y será la vuelta al trabajo? ¿Se prevén despidos? Hemos calculado que una pyme de cinco trabajadores deberá acometer una inversión de más de 8.000 euros para tener unas condiciones seguras en los centros de trabajo, con mamparas, EPIs y material higiénico suficiente. En cuanto a la previsión de despidos, hay que tener en cuenta que los trabajadores afectados por ERTE también son parados, con las peculiaridades del caso. Por ello, hay que establecer unos mecanismos con la suficiente flexibilidad para que los ERTEs sigan siendo efectivos y se pongan en marcha otras medidas de alivio para que las empresas no tengan que despedir a sus trabajadores. Ya lo hemos advertido pero está cayendo en saco roto.

¿Las medidas adoptadas por el Gobierno en materia laboral son efectivas? Por desgracia no, y no lo digo yo, lo dicen el 88% de los gestores administrativos colegiados, a los que hemos encuestado. Además de poco efectivas, el 72% consideran que las instrucciones para tramitar los ERTEs son poco o nada claras y el descontento no es solo con el Gobierno Central, ya que el 63% de ellos también piensan que las consejerías autonómicas han funcionado mal o muy mal al llevar a cabo los trámites. Además, no hay un solo real decreto que no lleve fallos garrafales o que no se deje cosas importantes en el tintero y perjudicando siempre a los mismo, pymes y autónomos.

¿La Administración Pública contaba con los medios para hacer frente a esta crisis? Cuando todo salta por los aires, se ve quién responde y quién no. Las administraciones, especialmente las autonómicas y locales, no han cumplido con su parte, llegando a la paradoja de no ser capaces de gestionar de forma electrónica lo que ellos mismos exigían. La Administración Pública debe implementar la gestión telemática de forma imperiosa. Si no llega a ser por nosotros, esto habría sido un caos administrativo.

¿Cuáles son los aspectos a mejorar? Se podría resumir en pocas palabras: un horizonte claro. Es hora de sentarnos y debatir de forma eficaz y rápida soluciones que sean duraderas en el tiempo, aunque sea para unos meses. No podemos seguir en los cambios constantes de medidas que son diferentes en la rueda de prensa que en el BOE. Por parte de los colegiados lo que demandamos es un mayor reconocimiento. Ya va siendo hora de que en los comités de expertos dejen fuera a tanto teórico que no sabe cómo funciona la calle. Lo que a un gobierno le debería importar es cómo se aplica la ley a los ciudadanos de forma efectiva.