MENÚ
jueves 20 junio 2019
12:55
Actualizado

El conseller de Interior catalán acusa a los «indignados» de actuar como una «guerrilla urbana»

El conseller de Interior, Felip Puig, ha admitido hoy que el dispositivo policial de ayer se quedó "corto" y que hubo "insuficiencias" al proteger la entrada de diputados al Parlament, aunque ha negado fallos de previsión, y ha afirmado que serán identificados quienes acosaron a los parlamentarios.

  • Los mossos sufrieron el acoso de los manifestantes
    Los mossos sufrieron el acoso de los manifestantes
Barcelona.

Tiempo de lectura 4 min.

16 de junio de 2011. 17:56h

Comentada
Barcelona. 16/6/2011

En una rueda de prensa al día siguiente de los incidentes, en los que fueron atacados varios diputados por 'indignados' que trataban de impedirles el acceso al Parlament, Puig ha indicado que los Mossos d'Esquadra no actuaron con más dureza contra los violentos para evitar un "mal mayor".

El conseller ha asegurado que entre los 'indignados' había "profesionales del incidente" que actuaron como una "guerrilla urbana" y que tenían unas "ganas feroces" de que se desatara "una batalla campal".

Asimismo, ha subrayado las dificultades del operativo de ayer, ya que los Mossos d'Esquadra -que en los momentos cumbre desplegaron a 600 agentes- tenían que proteger un perímetro de cuatro kilómetros asediado por unas 3.000 personas.

Ha apuntado, no obstante, que lograron los dos objetivos principales, que eran que nadie entrara sin permiso en el Parque de la Ciutadella, donde se encuentra la sede parlamentaria, y que el pleno pudiera celebrarse con normalidad.

"Hay una evidencia: no fuimos capaces de defender en todo momento la integridad de todos los diputados", ha apuntado Puig.

Nuevas detenciones
En su encuentro con la prensa, el conseller de Interior ha prometido también que los Mossos d'Esquadra identificarán al máximo número de personas que ayer zarandearon a los diputados y también a los que apoyaron a los violentos de forma pasiva.

Esta misma mañana, el presidente de la Generalitat, Artur Mas, anunció que en las próximas horas se producirán nuevas detenciones de los violentos contra los que espera que los tribunales dicten un "castigo ejemplar".

A su vez, el parlamento catalán estudia emprender acciones legales contra los 'indignados' que ayer agredieron a algunos diputados de la cámara catalana cuando intentaban acceder al Parque de la Ciutadella, que este jueves ha vuelto a la normalidad.

En la rueda de prensa, Puig ha señalado que, además de los siete detenidos de ayer -seis durante enfrentamientos con los Mossos y uno de madrugada-, los investigadores ya han identificado a una decena de violentos, si bien esta cifra va a crecer.

Asimismo, ha afirmado que desde ayer los Mossos d'Esquadra están en permanente contacto con la Fiscalía, que hoy ha abierto diligencias para investigar los actos violentos.

Ni mossos infiltrados ni vídeo colgado en Internet
Por otra parte, Puig ha negado que mossos d'esquadra de paisano se infiltraran entre los 'indignados' para provocar alborotos y ha anunciado que estudian si se querellan contra el presidente de Justicia i Pau, Arcadi Oliveras, por calumniar a la policía con estas acusaciones.

Ha explicado que ha encargado a los servicios jurídicos del departamento estudien unas declaraciones de Oliveras -un referente de los movimientos contra la globalización- dando por hecho que había agentes de paisano que colaboraron para motivar la violencia.

"Es una falsedad", se ha quejado Puig, quien ha dicho que espera que Oliveras, a quien ha reconocido su prestigio intelectual, rectifique estas "calumnias".

Igualmente, el conseller ha calificado de "montaje" y "falso" un vídeo colgado en Internet en el que se acusa a Mossos d'Esquadra de paisano infiltrados entre los 'indignados' de calentar los ánimos para que hubiera incidentes.

Puig ha afirmado que sí que es verdad que los Mossos d'Esquadra disponen de agentes que "arriesgan su integridad" para infiltrarse entre estos grupos para lograr el máximo de información posible, pero ha negado tajantemente que instigaran a la violencia.

Los 'indignados' han denunciado la existencia de grupos organizados de alborotadores en los incidentes de ayer en el parque de la Ciutadella, que no reconocen como miembros del movimiento del 15-M, según la comisión de información de la acampada de Barcelona, que ha convocado una rueda de prensa en las próximas horas.

Últimas noticias