MENÚ
sábado 17 noviembre 2018
09:09
Actualizado
  • 1

Cree injustificable un proyecto modificado con 38 millones de sobrecoste para «ocultar errores»

El Consultivo censura el Metropol Parasol por su «falta de previsión»

Urbanismo solicita al secretario informes económicos que avalen la continuidad de las obras a cargo de Sacyr.
 

  • El Consultivo censura el Metropol Parasol por su «falta de previsión»
    El Consultivo censura el Metropol Parasol por su «falta de previsión»

Tiempo de lectura 4 min.

16 de julio de 2010. 10:30h

Comentada
16/7/2010

SEVILLA- El Metropol Parasol y su promotor incondicional, el alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín, reciben un nuevo varapalo técnico y económico, tras las serias advertencias legales realizadas en su día por el secretario municipal sobre el segundo modificado del proyecto. Un sobrecoste de 38,4 millones de euros respecto al presupuesto inicial obligaba al Ayuntamiento a rendir cuentas ante el Consejo Consultivo de Andalucía, que ahora informa desfavorablemente porque esta revisión arquitectónica sólo puede explicarse por «errores y falta de previsión».

El equipo de Gobierno recibió ayer el dictamen negativo con la evidente intención de hacer lo posible por obviarlo, aprovechando que las decisiones del Consultivo nunca son vinculantes. De hecho, desde el Ayuntamiento se destacó en un comunicado que el propio organismo recuerda en su informe que «es el órgano de contratación el que debe tomar las determinaciones pertinentes».

Alternativas
Así lo hará el consejo de gobierno de la Gerencia de Urbanismo, evaluando en un plazo máximo de 15 días «la oportunidad por interés público de continuar con la ejecución prevista del modificado número dos» del Metropol. La otra opción es paralizar los trabajos, resolver el contrato con la concesionaria –Sacyr– y convocar un nuevo concurso público para adjudicar la construcción del complejo ideado por el arquitecto alemán Jürgen Mayer, que con los últimos cambios eleva su coste global de 51,2 a 89,6 millones.

Antes de concretar su decisión, Urbanismo ya ha solicitado al secretario municipal un informe, con el objetivo de determinar «si las razones de elevación del coste justifican el interés público de que el contratista se mantenga en el proyecto y lo concluya».
También persigue la Gerencia que el alto funcionario del Ayuntamiento avale «la legalidad de seguir con la obra», subrayando que el mismo Consultivo indica en su dictamen desfavorable que «la continuación del contrato modificado es la solución más conveniente para el interés público en estos momentos».

En cambio, el equipo de Gobierno prefiere correr un tupido velo sobre los argumentos del Consejo Consultivo para rechazar esta última modificación del Metropol Parasol, sobre todo respecto a la nueva estructura que hace viable la colocación de la carísima madera finlandesa tratada en Alemania. Éste es, para el organismo autonómico, un cambio «sustancial» frente a los proyectos básicos y de ejecución iniciales que «difícilmente» puede achacarse a «consecuencias de causas imprevistas».

Finalidad
El Consultivo insiste en que no puede utilizarse un modificado «para ocultar errores o falta de previsión en los proyectos originales» y exige al Ayuntamiento «más rigor» en su elaboración, sobre todo porque el diseño revisado implica un desvío presupuestario del 50,17 por ciento.
Esta institución también rechaza la reordenación del mercado de abastos, porque «no está justificada por ningún cambio normativo» y las peticiones de los placeros «se podrían haber tenido en cuenta desde el principio». En general, se rechazan las modificaciones planteadas porque «o no encajan en los presupuestos legales o carecen de motivación», excepto la instalación del centro de transformación eléctrica y del sistema de protección contra incendios.

CRONOLOGÍA
mayo 2007

El director técnico de Urbanismo confirma que el Metropol «no es realizable», aunque desde la Gerencia se asegura que fue Jürgen Mayer quien «certificó» los problemas estructurales.
diciembre 2009

Según la Gerencia, el arquitecto y «director facultativo de la obra» solicita la redacción del anteproyecto modificado número dos.

enero 2009
Mayer logra y homologa en Alemania una tecnología «a base de uniones de barras encoladas con resinas epoxi» que garantizan la solidez de las «setas».

enero 2010

El interventor y el secretario aprueban con matices el modificado. En mayo lo visa el Colegio de Arquitectos y se aprueba en el consejo de la Gerencia, a la espera del Consultivo.
 

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs