MENÚ
miércoles 23 enero 2019
10:28
Actualizado

Bancos de semen: el 90% de los españoles no es apto para donar

El semen de los obesos tiene hasta ocho millones menos de gametos por mililitro si se compara con la media de la sociedad. En general, la mayor parte de los españoles no serviría como donante, una actividad semanal durante medio año por la que se pagan unos 50 euros. Eso sí, una vez logrados seis embarazos con su esperma no pueden contribuir más
 

  • Bancos de semen: el 90% de los españoles no es apto para donar
    Bancos de semen: el 90% de los españoles no es apto para donar

Tiempo de lectura 4 min.

16 de julio de 2010. 19:09h

Comentada
21/5/2010

Cuando se  habla de donar semen a un banco, normalmente se frivoliza el concepto, se ridiculizan los medios y se confunde el objetivo. Son los menos quienes lo ven como una solución a los problemas de infertilidad que sufren cerca de 800.000 parejas en España (y de las cuales, el 40 por ciento se deben a causas masculinas). Porque, según señalan los expertos, la calidad del semen ha decaído en los últimos años. El estrés, los horarios prolongados de trabajo, la contaminación ambiental, la exposición al calor, el alcohol, el tabaco e incluso el uso de ropa interior ajustada son factores que debilitan la calidad espermática.


La mayoría de los que se animan a donar se guían por la compensación económica que reciben por «las molestias» y que ronda los 50 euros. Pero los profesionales dejan claras las condiciones y recalcan que «no es tan sencillo ser donante. Hay que pasar una serie de pruebas para comprobar que está sano, que su semen es de calidad y que se comprometerá a donar durante seis meses de forma semanal», explica Vicente Badajoz, coordinador del laboratorio de la clínica de reproducción asistida Ginefiv.

 

De hecho, según se desprende de un estudio elaborado por este centro, sólo el diez por ciento de los candidatos posee un semen óptimo para contribuir con la causa. Es el caso de Alejandro, publicista de 32 años que desde hace mes y medio acude un día a la semana para donar. «Fui porque mi hermano y su mujer no podían tener hijos y les acompañé a la clínica. Me di cuenta de la necesidad real que tiene la gente, aunque también me atrajo, cómo no, el dinero pero, sobre todo,pensar en mi hermano. Es una doble moral».


Entre los requisitos que deben cumplir los hombres como Alejandro, destaca el tener una edad comprendida entre los 18 y 35 años y entre sus antecedentes personales o familiares no deben constar en ningún caso enfermedades hereditarias graves. Es imprescindible que no sea portador de patologías de transmisión sexual y superar un test psicológico. Y esto es sólo el principio. Lo principal es asegurarse de que la calidad del semen es excelente, por lo que «se realiza un seminograma», señala Badajoz.

Por su parte, Alberto Pacheco, director de Andrología de IVI Madrid matiza que en el estudio de eyaculado se siguen dos parámetros: la concentración por mililitro, la movilidad y la forma. En el primero, «si la media, según establece la Organización Mundial de la Salud (OMS) es de 20 millones de espermatozoides por mililitro y en una eyaculación se obtienen dos mililitros, hablamos de una media de 40 millones de espermatozoides por eyaculación». No obstante, la selección del candidato «está por encima de los valores normales, entre 50 y 70 millones», añade el experto.


En este terreno, los obesos tienen las de perder, pues, la institución médica IVI presentó en el reciente Congreso de la Sociedad Española de Infertilidad (SEF)  un estudio que demuestra que estos individuos poseen, de media, ocho millones menos de espermatozoides por mililitro en el eyaculado, cifra que en los que sufren sobrepeso asciende a los nueve  millones menos frente a los que están en su peso ideal. En el trabajo han participado 1.931 parejas que se sometieron a un tratamiento con donación de óvulos, para minimizar el rol del factor femenino y poder fijar el peso del éxito o el fracaso sobre el hombre. «Esta disminución en la calidad seminal no se vio reflejada en las tasas de embarazo que fueron similares entre los diferentes grupos estudiados», señala Gabriel de la Fuente, ginecólogo de IVI Madrid y autor del trabajo.


Una vez pasada la criba, comienza el periodo de donación. «Voy todos los jueves. Recojo la muestra en un bote y tengo una hora y media para llevarlo a la clínica. Es más cómodo en casa, aunque allí cuentan con una sala», dice Alejandro, para quien «hay que tomárselo muy en serio. Tienes que estar sin eyacular entre tres y siete días antes de ir, pero eso no es lo que más me preocupa. Pese a que tengo pareja, eso lo llevamos bien, hay otros recursos, el problema es la obligación, supone un gran compromiso, no hay que tomarlo a la ligera sólo porque te lleves 50 euros».


Badajoz añade que «la Ley sólo permite seis hijos por donante. Una vez cumplido, el varón ya no puede donar más». Las muestras obtenidas «se congelan y cuando han pasado los seis primeros meses de la primera visita y se vuelve a hacer una analítica al donante, es cuando se empieza a utilizar su semen, ya que, si hubiera contraído alguna enfermedad poco antes de acudir a la clínica y efectuar su primera donación, no sabríamos con certeza que la muestra está limpia. De ahí la espera», aclara Pacheco, quien señala que «con 30 donaciones se suelen cubrir los seis embarazos, ya que la tasa de éxito es de un 25 por ciento».

«Catálogo»
En España, la donación de espermatozoides es «absolutamente anónima y confidencial por ley», matiza el coordinador de laboratorio de Ginefiv. Donante y receptora jamás podrán conocerse. Además, ésta no puede elegir qué tipo de «padre» o «madre» quiere, a pesar de que se han encontrado casos de personas que piden a un hijo fuerte, rubio y con los ojos azules. Lo que sí se intenta es ajustar las características físicas del donante a las de la pareja de la futura madre, lo que se conoce como «aspecto fenotípico». Por ejemplo, si la pareja de la receptora es de color, el donante también lo será, siempre y cuando la clínica disponga de las muestras adecuadas. En el caso de las mujeres que no tienen pareja suelen recibir semen donado por personas físicamente parecidas a ellas mismas.
 

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs