MENÚ
sábado 23 febrero 2019
08:52
Actualizado

Guerra y Bono se desmarcan del uso de traductores

Los nacionalistas piden lenguas cooficiales en el Congreso

Tiempo de lectura 2 min.

20 de enero de 2011. 02:09h

Comentada
20/1/2011

MADRID- El ex presidente del Gobierno y presidente de la Comisión Constitucional, Alfonso Guerra, y el presidente del Congreso, José Bono, no apuestan por los pinganillos: Guerra lo ve «innecesario»; Bono prefiere no pronunciarse.
Pero una vez que el Senado ha aprobado el uso de las lenguas cooficiales, estaba cantado que los nacionalistas del Congreso no se iban a quedar de brazos cruzados. El debate estaba más o menos aparcado en esta Legislatura, tras cuatro años de enfrentamiento a cara de perro precisamente por este asunto entre los republicanos y el anterior presidente de la Cámara, Manuel Marín, que llegó a inventarse una fórmula a la que dio su apellido para que en las primeras palabras de saludo desde la tribuna gallegos, vascos y catalanes pudieran hacer uso de su lengua materna siempre que, acto seguido, ellos mismos hicieran la traducción simultánea. Aquella experiencia saltó por los aires un día que el republicano Joan Tardá se excedió en la exposición en catalán y Marín le reprendió en público. Desde entonces nadie más ha hecho uso de los lenguas cooficiales en la Cámara Baja, entre otros motivos, porque no está contemplado en el Reglamento. Ahora, con la experiencia del Senado, CiU, PNV, ERC-IU-ICV, BNG y NaBai han vuelto a registrar una proposición no de ley igual en la Cámara Baja. PP y PSOE coincidieron ayer en rechazar esta posibilidad. Aunque el apoyo de los socialistas fue decisivo para que la traducción simultánea se implantara en la Cámara Alta –algo que se aprobó con el voto en contra de los populares–, el PSOE no es partidario de extender en el futuro la iniciativa a la otra Cámara de las Cortes.

Últimas noticias