MENÚ
martes 16 julio 2019
04:12
Actualizado

Para Andrés Trapiello «la piratería es violencia de género literario»

Tiempo de lectura 2 min.

04 de junio de 2010. 23:28h

Comentada
4/6/2010

 Temblaron los diarios el martes con el anuncio de que la tasa de «piratería» en España había alcanzado el 76 por ciento, y la honda expansiva aún era visible, a pesar de que el libro era el sector menos afectado, con el 19,7 por ciento, frente al 83,7 del cine o el 95,6 de la música. «El problema es que se ha producido en el último año, y más intensamente, en los últimos seis meses, mientras el fenómeno de la música se ha gestado en seis años», comentó Aldo Olcese ayer durante un coloquio sobre el libro y la «piratería». El responsable de la Coalición de Creadores lamentó que no se llegara a un acuerdo de autorregulación con las operadoras de telefonía, a las que denominó «oponentes y enemigas»,  y denunció «el temor de los Gobiernos a intervenir en internet», donde colisionan derechos fundamentales como la propiedad intelectual,  el derecho a la información, el secreto de las comunicaciones... Antonio María Ávila, de la Federación de Gremios de Editores de España, denunció la desprotección de un sector que cuenta con 600 pequeñas empresas y genera 700.000 puestos de trabajo, por eso considera urgente tomar medidas.

 

    Andrés Trapiello, que compareció en nombre de los escritores que sufren este fenómeno, propuso eliminar el término «piratería», al considerar que aporta un «halo romántico, se ve al pirata como alguien que roba a los ricos». Y propuso denominarlo directamente «delincuencia» o «saqueo». Trapiello aseguró que se trata de «violencia de género literario». «Espero que la Ley de Economía Sostenible ponga la orden de alejamiento» para aquellos que no respetan a los creadores.

 

Últimas noticias