MENÚ
sábado 15 diciembre 2018
01:47
Actualizado

«Mil cretinos»: Una simple fotocopia

Dirección y guión: Ventura Pons. Intérpretes:  Julieta Serrano, Jordi Bosch,  Joan Crosas.España, 10. Duración: 96 min. Comedia dramática. 

Tiempo de lectura 2 min.

27 de enero de 2011. 23:42h

Comentada
27/1/2011

Los relatos de Monzó parecen divertirse exponiendo la estupidez humana a partir del desarrollo de una anécdota que tiene tanto de chiste ingenioso como de fábula cortazariana. Es cierto que, con «Mil cretinos», sus temas se oscurecieron: el paso del tiempo y la omnipresencia de la muerte hicieron que su natural misantropía se volviera más melancólica.Pons, que retoma a Monzó quince años después de  «El porqué de las cosas», sólo ha captado esa melancolía en «Sábado», episodio que, sin diálogos, nos cuenta la historia de una mujer que vacía y rompe hasta el último mueble de su casa. Como la puesta en escena es descriptiva, su funcionalidad se adapta como un guante a la crónica de este desalojo exterior que acaba siendo interior.
   
Es funcional y literal: la fidelidad al texto  –incluso cuando el cineasta encuentra una solución perspicaz para enfrentarse a un reto: ocurre con las cinco parodias de cuentos infantiles, que parecen un todo coherente gracias a su aspecto de película cómica muda– hace que las imágenes de Pons sean más bien sumisas, como si los quince «sketches» fueran radionovelas que un fan se ha decidido a traducir en imágenes. Pons tiene prisa por buscar un hilo conductor que cosa los fragmentos, pero la ocurrencia metalingüística que cumple esa función no está bien integrada en la estructura narrativa. El resultado es una película deslavazada, irregular, y que confunde el trabajo de la adaptación con el de la transcripción.

Últimas noticias