MENÚ
miércoles 19 junio 2019
17:39
Actualizado

Garzón KO en el primer asalto a presidir la Audiencia

  • Garzón, KO en el primer asalto a presidir la Audiencia
    Garzón, KO en el primer asalto a presidir la Audiencia

Tiempo de lectura 4 min.

19 de marzo de 2009. 01:58h

Comentada
19/3/2009

madrid- El juez Baltasar Garzón no pasó siquiera la primera criba para optar a presidir la Audiencia Nacional. El segundo intento de abandonar su juzgado y «promocionar» dentro de esa sede jurisdiccional lleva, al menos eso parece, el mismo camino que el primero, cuando optó a presidir la Sala de lo Penal, que, finalmente, recayó en el magistrado Javier Gómez Bermúdez.
En la Comisión de Calificación del Consejo General del Poder Judicial la candidatura de Garzón no levantó, precisamente, entusiasmo. De hecho, cuando su nombre fue propuesto sólo logró el respaldo del vocal José Manuel Gómez Benítez –quien fue su abogado ante el Tribunal Supremo en la querella recientemente archivada y recurrida por prevaricación–, mientras que los vocales «progresistas» Manuel Torres Vela y Félix Azón se abstuvieron y los «conservadores» Claro José Fernández y Concepción Espejel votaron en contra.
De esa forma, Garzón se quedaba fuera en el primer corte, al igual que ocurría con Javier Gómez Bermúdez, Antonio Díaz, Ignacio Espinosa y Vicente Magro, cuyas opciones también se valoraron, aunque ninguna logró los tres votos necesarios para entrar en la terna definitiva.
La decisión de la Comisión de Calificación no significa que la candidatura de Baltasar Garzón haya quedado apartada definitivamente de su lucha por presidir la Audiencia. Cualquier vocal dispone ahora de cuatro días para incluir en la lista que examinará el Pleno –que se celebrará el próximo día 26– a cualquier candidato, pese a que haya sido excluido.
Sin embargo, sus opciones son más que remotas, toda vez que, como señalaron al respecto fuentes del Consejo, «es muy difícil que salga un candidato que no ha entrado en terna y que sólo obtuvo un voto».
Control electrónico de presos
Por otro lado, en su «Proyecto de Actuación para la Presidencia de la Audiencia Nacional» aludía a la necesidad de «aumentar la eficacia y productividad de la instrucción y enjuiciamiento» en esa sede jurisdiccional. Y ello porque en la situación actual existen, entre otras deficiencias detectadas por el juez, «retrasos y reiteraciones por falta de medios informáticos y excesiva dependencia del soporte, así como un «gran volumen de documentación generado y gestionado en la instrucción de los casos».
Junto a lo anterior, en materia de seguridad aboga por establecer un «control electrónico de detenidos y presos» y que éstos cuenten con las «instalaciones adecuadas» en la Audiencia.
«Genocidio de guerra»
Otro apartado de su proyecto hace mención al «Plan de Modernización de los sistemas informáticos» de la Audiencia. Aquí,   aboga por facilitar «mecanismos de teletrabajo para jueces y fiscales», lo que derivaría en un «incremento de eficacia y productividad, y en aumento de la concentración en el trabajo».
Por otro lado, y respecto a las competencias de la Audiencia, Garzón reclama la desaparición en lo que afecta a falsificación de moneda, delitos contra altos organismos y las de defraudaciones contra la Hacienda Pública y otros, si no superan los 20 millones de euros
Por contra, reclama la inclusión «expresa» de los delitos de lesa humanidad, «genocidio de guerra y los que así se disponga en tratados internacionales por aplicación del principio de Justicia Penal Internacional».
 

Últimas noticias