¿Es el final político de Evo Morales?

Para Nancy Requena, politóloga y profesora de la Universidad Metropolitana de Venezuela, la salida del poder de Evo Morales no supone el final de su vida política, dado que desde la oposición o el exilio puede influir en Bolivia a través de su partido, el Movimiento al Socialismo (MAS). Su opinión ha sido corroborada este mismo martes por el ex mandatario boliviano, que ha asegurado que "volveré con más fuerza y energía".

¿Ha habido un golpe de Estado en Bolivia?

No. Lo que ocurre en un golpe de Estado es que militares quitan al dirigente legítimo y ponen a un militar. Eso no ha ocurrido en Bolivia.

Según la ley, el país debería celebrar elecciones en unos tres meses, ¿qué medidas hay que tomar para qué no se repita la actual situación de caos?

En este momento hay en Bolivia un vacío de poder porque renunció el presidente, el vicepresidente, muchos ministros y el presidente del Senado. Habrá que esperar cómo resolverá la situación el Congreso, de acuerdo a lo que rija en la Constitución del país. También hay que celebrar si se van a celebrar unas nuevas elecciones con este mismo Tribunal Supremo Electoral o si se va a tener que nombrar otro tribunal. Hay muchos detalles que resolver. También hay que exigir una observadores internacionales tanto de la OEA, como de la UE que estén presentes en todo momento para evitar las irregularidades que se puedan cometer. De darse unas nuevas elecciones con la debida transparencia y con observación internacional, lo más probable es que Morales las pierda, porque hay una cansancio en la población, incluso en la indígena, por las promesas incumplidas.

¿Cuál cree que ha sido el factor determinante para que Morales llamase a las urnas, el levantamiento de la Policía o el informe de la OEA?

Renunció debido a la presión de la gente en la calle y a que la Policía no apoyó al presidente. Es evidente que el informe de la OEA tuvo un gran impacto, porque en él se demostraba que los resultados fueron alterados y que, de respetarse los resultados, Morales tendría que ir a una segunda vuelta, que probablemente no daría resultados favorables a su persona.

¿Este es el final político de Evo Morales?

Lamentablemente creo que no. Aunque el partido tiene derecho a seguir existiendo, como también tiene el chavismo a seguir existiendo en Venezuela. Hay una cosa cierta, nunca se puede decir que alguien ha muerto políticamente, solo puede decirse eso hasta que fallece, biológicamente hablando.

¿Será sustituido en el liderazgo del partido?

Se va a mantener, de eso estoy segura. Él ha sido el fundador y está en una situación más ventajosa, porque está fuera de la presidencia, y por tanto, tiene libertad de hacer muchas más cosas de las que podía hacer en el cargo.

¿Está en peligro su persona?

No lo creo. El resentimiento acumulado ha provocado los saqueos a su casa y a los de sus altos cargos, pero no va a llegar más lejos.

¿Todas estas cicatrices se van a poder cerrar en el corto plazo?

No, es imposible desde el punto de vista social. Hay mucho trabajo que hacer para solucionarlo, pero lo más importante es reivindicar la Constitución. Mientras que se cumpla la norma, la posibilidad de resolver los problemas es mucho mayor, y para cerrar las heridas hay que hacer un trabajo de tipo sociológico y de tipo político. Pero va a llegar más de tres meses.