Mali, la tumba de los soldados franceses

Mueren 13 soldados tras chocar dos helicópteros durante una operación antiyihadista

French soldiers die in helicopter crash
Un helicóptero francés sobrevuela la región de Gao, Mali, en una foto de archivo de 2017.CHRISTOPHE PETIT TESSON / POOLEFE

Francia ha sufrido una de las tragedias más graves de la historia de sus intervenciones en todo el mundo. Trece soldados franceses de la fuerza Barkhane han fallecido en Mali como consecuencia de un choque accidental entre dos helicópteros, en una operación de combate contra yihadistas, según anunció el Palacio del Elíseo. El siniestro se produjo el lunes en Liptako, en la región maliense de Ménaka. El Gobierno francés detalló a través de un comunicado que entre los fallecidos hay seis oficiales, seis suboficiales y un cabo primero. Los militares muertos formaban parte de un cuerpo de elite cuya misión estratégica es defender las minas de uranio, esenciales para la industria y la seguridad de Francia, en la frontera con Níger.

El presidente Emmanuel Macron presentó sus condolencias a sus familias y allegados y expresó su apoyo a sus compañeros «con el mayor respeto a la memoria de estos militares del Éjercito de Tierra, caídos en una operación y muertos por Francia en un duro combate contra el terrorismo en el Sahel», mediante un mensaje difundido a través de sus redes sociales.

La ministra francesa de Defensa, Florence Parly, ofreció más detalles sobre el suceso. Los fallecidos llevaban días persiguiendo a extremistas en la región de Ménaka, en el oriente del país, una de las zonas más convulsas del Sahel. Comandos de paracaidistas de Barkhane entraron en combate con los terroristas cerca de Indéliman, y al caer la noche pidieron apoyo aéreo. «Un helicóptero Tigre y otro Cougar, además de una patrulla de Mirage 2000 llegaron a la zona en una noche sin luna, con una oscuridad total que complicó de manera considerable la situación. Fue entonces cuando se produjo la colisión y la muerte de los 13 militares a bordo, 13 héroes que dieron la vida por Francia», dijo Parly, que adelantó que viajará próximamente a Mali para homenajearlos y confirmó que está en curso una investigación para determinar las circunstancias del accidente.

El grupo pertenecía a la «operación Barkhane», creada en agosto de 2014 como sucesora de la misión Serval, que Francia estableció en 2013 para impedir que los grupos yihadistas que se habían hecho fuertes en el norte y el centro de Mali consiguieran el control de todo el país. Francia tiene 4.500 soldados estacionados en Mali, como parte de dicha operación. Este accidente, con 13 víctimas mortales, eleva a 38 el número de militaires galos fallecidos en Mali, desde el inicio de la intervención francesa en 2013. Se trata de uno de los mayores golpes que sufre el Ejército francés, tras perder a 58 soldados en un atentado en Líbano en 1983.

Como pasara anteriormente con Serval, esta operación Barkhane tiene muchas dificultades para desarrollarse, principalmente centradas en los conflictos étnicos locales y la fragilidad de los Estados de la región, Mali y Níger, Mauritania y Chad. Estas circunstancias suponen que las misiones militares sean sensibles y muy prolongadas en el tiempo con resultados siempre inciertos.