Trump saca del Líbano al «carnicero de Khiam»

Amer Fakhoury, libanés nacionalizado estadounidense, está acusado de torturar en una cárcel del país, donde estaba detenido desde el año pasado

Amer Fakhoury con su nieto en una foto de 2016
Amer Fakhoury con su nieto en una foto de 2016Guila FakhouryAP

Mientras el espacio aéreo del Líbano está cerrado por el coronavirus, un Bell Boeing V-22 Osprey aterrizó en la embajada de Estados Unidos de Beirut y pocos minutos después despegó, desapareciendo en el horizonte. Allí iba montado, como ciudadano libre, el procesado Amer Fakhoury, conocido como «el carnicero de Khiam». Este libanés nacionalizado estadounidense fue uno de los dirigentes de la disuelta milicia Ejército del Sur del Líbano (SLA, en sus siglas en inglés), una milicia proisraelí establecida durante la ocupación de Israel del Líbano entre 1982-2000.

Después de que las fuerzas israelíes se retiraran del sur del Líbano en 2000, Fakhoury como muchos otros dirigentes del SLA huyeron del país. Se le conoce como el «carnicero de Khiam» en referencia a la legendaria cárcel del sur del Líbano, que fue centro de tortura y detenciones ilegales bajo la ocupación israelí. Hoy es un monumento a la memoria de la guerra civil que fue destruida en la segunda guerra del Líbano entre Hezbolá e Israel, en el verano de 2006.

El general Fakhoury presenció miles de torturas y sentenció la muerte de cientos de presos durante las pasadas dos décadas. Tomando una actitud temeraria o pecando de crédulo al pesar que las heridas del pasado están cicatrizadas, Fakhouri decidió regresar en septiembre pasado al Líbano en un viaje familiar. Al llegar al aeropuerto fue interrogado por la Muhabarat (servicios secretos) del aeropuerto y sin mediar palabra fue confinado a prisión, desde entonces.

Fakhoury iba a ser puesto en libertad el lunes porque habían pasado más de 10 años desde que presuntamente torturó a prisioneros en la cárcel de Khiam dirigida por el SLA. Según informes, la mala salud del acusado de 57 años de edad le impidió comparecer a las sesiones del proceso judicial.

Sin embargo, no se le permitió abandonar el país inmediatamente después de que un tribunal militar apelara la decisión. El juez Ahmad Mezher, de la ciudad sureña de Nabatieh, emitió un fallo el martes que impidió a Fakhoury salir del Líbano durante dos meses. La decisión de revocar la libertad se produjo después de que unos antiguos reclusos de Khiam presentaran una solicitud exigiendo que se reabriera la investigación .

La familia y su abogado alegaron que Fakhoury no tenía contacto directo con los reclusos y que nunca participó en ningún interrogatorio o tortura.

«Cada vez que un ciudadano estadounidense es detenido injustamente por un gobierno extranjero, debemos utilizar todas las herramientas a nuestra disposición para liberarlo», escribió en Twitter la senadora estadounidense Jeanne Shaheen, quien en enero redactó un proyecto de ley para sancionar a los responsables del arresto de Fakhoury.

«(Amer)Fakhoury es un ciudadano estadounidense retenido injustamente en el Líbano. Está muy enfermo y necesita tratamiento en Estados Unidos. Líbano sabe que su detención es ilegal. Si no es liberado lo antes posible, habrá consecuencias. Todas las opciones están sobre la mesa para llevarlo a casa (en New Hampshire)», sentenció entonces Shaheen.

Su caso ha sido el centro de las tensiones entre Estados Unidos y el Líbano en los últimos meses e incluso ha llegado a peligrar las millonarias ayudas económicas que ofrece EE UU al Ejército libanés desde 2006, un monto que asciende a 1.700 millones en ayuda militar.

De hecho el año pasado, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, retuvo 105 millones en ayuda al ejército libanés, ya que algunos en Washington pidieron una política más agresiva frente al Líbano.

El Líbano e Israel han estado oficialmente en guerra desde la creación del Estado de Israel en 1948. El Líbano prohíbe a sus ciudadanos viajar a Israel o tener contacto con los israelíes. Durante las tres décadas de guerra civil libanesa, las principales milicias cristianas del país se aliaron con Israel.