Españoles atrapados en Perú: “Se están aprovechando de la desesperación por volver a casa"

Tamara y Pablo, de 32 años, se encuentran en Cuzco y aún no saben “ni cómo ni cuándo” llegarán a España

Thumbnail

Perú amplió ayer la extensión del estado de emergencia nacional hasta el 12 de abril. Así lo anunció el presidente peruano, Martín Vizcarra. La medida implica que el toque de queda que rige a diario entre las 20:00 y las 5:00 (hora local) y el cierre de fronteras se prolongue también.

En Perú se han registrado diez muertos y 580 casos de coronavirus.

Con estas medidas drásticas se protege el territorio peruano de la propagación del Covid-19, el nuevo virus que ha puesto en jaque al mundo. Sin embargo, ante la sorprendente suspensión de vuelos decretada por el Gobierno peruano, algunos españoles se han quedado atrapados allí.

Es el caso de Tamara Trujillano y Pablo Santiago. Tienen 32 años y llevan desde el lunes 16 de marzo “encerrados en una habitación de hostal”. La pareja, que es de Alicante, se encuentra ahora mismo en la ciudad andina de Cuzco.

Llegaron a Perú el 6 de marzo, un par de días antes a que las autoridades peruanas decretasen el estado de emergencia. Su vuelo de vuelta estaba programado para el 20 de marzo. “La compañía nunca nos informó de nada”, explica Tamara.

El consulado español les ha enviado un correo electrónico en el que los informan de que pueden tomar un autobús cuyo trayecto dura 20 horas hasta Lima, pues es desde la capital desde donde saldrá el vuelo con destino España.

“No nos suministran ni comida ni agua. Además, el precio de autobús es de 108 a 140 dólares por persona, cuando el precio normal es de 25-30 dólares”, se queja Pablo, quien cree que “se están aprovechando de la situación, de la desesperación, de la necesidad de volver a casa, para lucrarse a nuestra costa”.

Otro de los problemas que ven es que este autobús saldría mañana hacia Lima, pero aún no tienen fecha de vuelta. Es decir, no saben cuántos días van a tener que pasar en la capital peruana.

Tendrán que buscar alojamiento en Lima y hospedarse hasta que por fin haya un vuelo que los regrese a casa. Desde el consulado español en Perú han ofrecido alojamiento en un hotel Meliá por 80 euros, dos personas con desayuno.

Asimismo, “luego nos informan que en ese vuelo -que aún no sabemos si lo vamos a coger debido a todos los españoles que estamos aquí y no sabemos si vamos a tener acceso a él- tendremos una “tarifa solidaria”, que según los españoles que cogieron el vuelo del miércoles rondaría unos 450 euros".

“Sentimos que nuestro gobierno no ha negociado bien las cosas y hasta cierto punto nos sentimos estafados”, asevera Tamara.

Hay unas 900 personas todavía “atrapadas” en Perú, ya que el miércoles salió un avión lleno de españoles que se encontraban en la misma situación.