EE UU sabía en noviembre que se avecinaba una crisis de salud en Wuhan

El Gobierno lo niega a pesar de que los informes estaban entre los que fueron entregados al presidente Trump en enero

Trump arrives to lead the daily coronavirus disease (COVID-19) outbreak task force briefing at the White House in Washington
U.S. President Donald Trump arrives to lead the daily coronavirus disease (COVID-19) outbreak task force briefing at the White House in Washington, U.S. April 9, 2020. REUTERS/Jonathan ErnstJONATHAN ERNSTReuters

Las agencias de espionaje de EE UU recolectaron información de inteligencia sobre una crisis de salud pública en Wuhan, China, en noviembre, según informa la cadena “NBC News” citando a miembros y ex miembros del Gobierno. Pero la información no fue interpretada de manera correcta y no se entendió como una señal de que se produciría de forma inminente una pandemia mundial.

Las agencias de inteligencia interceptaron varias comunicaciones y tomaron imágenes aéreas en las que detectaron que había una mayor actividad en los centros de salud y elaboraron un informe de situación en el que indicaban que había riesgo de una crisis de salud pública en la ciudad en la que se originó la pandemia. Sin embargo, en el informe no se indicaba que se estuviera gestando un brote epidémico letal a nivel mundial.

La respuesta de la administración Trump fue negar la información a través del Departamento de Defensa: “Podemos confirmar que los informes de los medios sobre la existencia informe o evaluación relacionada con el coronavirus del Centro Nacional de Inteligencia Médica (NCMI) en noviembre de 2019 son incorrectos”, dijo Shane Day, el coronel de la Fuerza Aérea que es director del Centro Nacional de Inteligencia Médica, una unidad de la Agencia de Inteligencia de Defensa del Pentágono.

Pero NBC defiende que es cierto que no hubiera una información de inteligencia que alertara a los responsables de Salud pero a pesar de estas afirmaciones los funcionarios actuales y anteriores le dijeron a NBC News que sí tenían noticias e informes que quedaron reflejados en el libro de información de inteligencia del presidente Donald Trump en enero, aunque desde NBC desconocen si el presidente llegó a leer la información.

El general de la Fuerza Aérea John Hyten, vicepresidente del Estado Mayor Conjunto, dijo a los periodistas el jueves que no vio informes de inteligencia sobre el coronavirus hasta enero. “Regresamos y miramos todo en noviembre y diciembre”, dijo. “La primera indicación que tenemos fueron los informes de China a fines de diciembre. Y los primeros informes de inteligencia que vi fueron en enero”.

Incluso después de que las autoridades de salud pública comenzaron a hacer sonar la alarma en enero, Estados Unidos tomó algunas medidas para prepararse para una pandemia. No hubo ningún esfuerzo para aumentar las reservas nacionales de equipos médicos o alentar el distanciamiento social, por ejemplo. Mientras Trump decidía suspender los vuelos procedentes de China el 31 de enero, alrededor de 381,000 personas llegaron a EE UU desde el país asiático, según publicó “The New York Times”.

El “South China Morning Post” publicó que el primer caso fue detectado el 17 de noviembre pero no fue hasta el 31 de diciembre cuando AP informaba de un nuevo virus misterioso en Wuhan que había provocado enfermedades respiratorias a numerosas personas en la ciudad. La Organización Mundial de la Salud tardó en asumir la importancia del coronavirus. El 14 de enero se detectó el primer caso fuera de China, en Tailandia y desde la OMS indicaron que no había evidencia clara del contagio ehtre personas, algo que poco después quedaría más que claro.