Las incógnitas de la “Operación Gedeón” para derrocar a Maduro

La trama suicida de Silvercorp: Guaidó niega cualquier vínculo con la empresa de mercenarios estadounidense que ha terminado por afianzar al dictador venezolano

Venezuela.- Detenidos otros tres militares de la trama golpista 'Operación Gedeón' denunciada por Venezuela
Militares detenidos en el marco de la 'Operación Gedeón', una trama golpista contra Nicolás Maduro MINISTERIO DEL INTERIOR DE VENEZ 10/05/2020 MINISTERIO DEL INTERIOR DE VENEZ

Las versiones se contraponen, se contradicen, se hacen personalísimas. El régimen de Nicolás Maduro acusa directamente a Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional y reconocido como presidente encargado del país por más de 50 países, de haber contratado a unos mercenarios para invadir Venezuela y darle muerte.

El líder opositor niega la mayor y afirma que la «Operación Gedeón» que fracasó el 3 de mayo y dejó más de 20 detenidos y ocho muertos fue una masacre del chavismo, pues tenían infiltrados y esperaron a los combatienes para asesinarlos. «Para liberar a Venezuela no necesitaremos mercenarios extranjeros», ratificó la noche del viernes en un ensaje en vídeo distribuido por sus redes sociales. También le mandó un mensaje a su rival, a quien acusó de «inventar nuevas excusas» para intentar detenerlo. «Te digo algo Maduro, si eres tan valiente, ¡dale! Tú eres un dictador, aquí no hay ley, no necesitas excusas, ni que otro dé la orden por ti. ¿Crees que vas a asustarme, que voy a ir a esconderme? Asume tu costo. Nadie cree en tus mentiras».

Se refería a la expectativa que hay de que esta vez sí se emita una orden de captura en su contra, aunque el fiscal general designado por el chavismo, Tarek William Saab, no lo incluyó entre los buscados. Allí solo están Juan José Rendón y el diputado Sergio Vergara, del comité de estrategia del gobierno interino, y Jorda Goudreau, el norteamericano propietario de la empresa Silvercorp, con quien se firmó un contrato para desarrollar una operación armada. Se trata de un documento que detalla la contratación de unos 800 hombres para entrar en el país, combatir a Maduro hasta capturarlo y arrojarlo del poder para que Guaidó pasara a ocuparlo legítimamente.

Varios meses de incubación

Una historia-montaje que comenzó en agosto de 2019, cuando Rendón y Vergara fueron nombrados en el Comité de Estrategia del gobierno interino de Guaidó. Esta instancia puso en marcha el análisis de escenarios bajo aquella retórica de que «todas las opciones estaban sobre la mesa».

En septiembre se produjeron las primeras convesaciones entre Rendón y Goudreau, pero también con otros contratistas que habían presentado sus ofertas. La mayoría de ellos pedía 500 millones de dólares por el trabajo. Silvercorp, en contraste, pidió 212,9 millones, a ser pagados una vez cumplida la misión.

En el acuerdo se estableció el monto que sería abonado con recursos provenientes de ventas futuras de crudo. Además, parte del pago saldría del contenido de un galpón en Venezuela que supuestamente está lleno de dinero del círculo cercano de Maduro. Una suerte de bóveda plena de dólares en efectivo bien empaquetados de donde, una vez «recuperados», saldría un 14% para Goudreau.

El acuerdo se habría firmado en Washington el 16 de octubre de 2019, entre Goudreau, JJ Rendón y Sergio Vergara, según insiste el segundo, que excluye de los firmantes a Juan Guaidó. Pero Goudreau dice que el presidente encargado participó por videollamada, de la que él grabó el audio, dando su visto bueno, y firmó a distancia una carta de la cual ha mostrado una última página con la rúbrica. Rendón, sin embargo, defiende que aunque el líder opositor estaba enterado de los planteamientos y opciones que estudiaba su Comité de Estrategia, no tenía la información al detalle de operación alguna.

La explicación oficial del gobierno interino es que no se trató de un asunto de esa administración, pero tampoco ha anunciado que Rendón y Vergara vayan a ser apartados de sus responsabilidades.

Un documento firmado

El documento de 41 páginas que fue firmado por Goudreau, Rendón y Vergara establece que Silvercorp contaba con 45 días para prepararse, procurar el equipamiento y alistar la misión, incluyendo la incorporación y entrenamiento de combatientes en el exilio, por un costo de 50 millones de dólares.El gobierno interino se comprometía a pagar, después de completada la misión, un máximo de 16 millones de dólares mensuales hasta el fin del contrato. El acuerdo firmado el 16 de octubre de 2019 establecía una fecha de culminación de 450 días (15 meses) después de cumplida la misión, para un total de 212 millones de dólares.

El objetivo primario del convenio era la «captura/detención/remoción» de Nicolás Maduro del poder y su sustitución por Juan Guaidó como reconocido presidente venezolano, cuyo cumplimiento incluía un bono por diez millones de dólares. Cuando se considerara que el objetivo principal se cumpliera, Silvercorp quedaría en una posición de asesores en restaurar la estabilidad, protección presidencial, operaciones de contaterrorismo y recuperación de activos venezolanos robados en el resto del mundo.

El contrato suscrito establece que la línea de comando sería una encabezada por Juan Guaidó como Comandante en Jefe, con Sergio Vergara como Supervisor general, JJ Rendón como Jefe de estrategia y un comandante en el sitio por determinar. Asimismo, el documento considera fuerzas hostiles a las FARC y el ELN, Hezbolá, a Nicolás Maduro y quien lo apoye en armas, así como a Diosdado Cabello, además de carteles de la droga y colectivos armados y violentos.

Una operación “infiltrada” por el chavismo

Sin embargo, según JJ Rendón, a finales de octubre ya no había interés por continuar operando con Goudreau, en quien dejaron de confiar. «Nos dimos cuenta de que había filtraciones y no nos generó confianza», explicó.

Según dijo Rendón, Goudreau no cumplió con lo acordado, por lo que el convenio «quedó sin efecto» a finales de octubre. Entonces él y otros opositores involucrados consideraron la operación como «muerta». Hasta el pasado domingo, cuando ocurrió la incursión en Macuto, y fue noticia.Ya la agencia Ap había develado una semana antes el desarrollo de una operación militar que se había preparado. Y el propio Dosdado Cabelo había dado detalles del asunto el 28 de marzo anterior. Todo el mundo lo sabía. Estados Unidos y Colombia, señalados por Maduro como «cómplices», han negado haber participado del asunto.