Millones de evacuados y 14 muertos por el ciclón “Amphan” en India y Bangladés

Una de la víctimas es un voluntario de la Media Luna Roja que trasladaba en su barco vecinos a un refugio

Cyclone Amphan hits Bangladesh
Familias cruzan el río para protegerse de las lluvias torrenciales provocadas por el ciclón "Amphan" en BangladésKm Asad/ZUMA Wire/dpa Km Asad/ZUMA Wire/dpa

La llegada del ciclón “extremadamente severo” “Amphan” este miércoles a la costa oriental india y al vecino Bangladés causó la muerte de al menos 14 personas y la evacuación de unos tres millones dificultada por las precauciones por el Covid-19, mientras continúa su avance. “El súper ciclón Amphan ha atravesado las costas de Bengala y Bangladés como una tormenta ciclónica extremadamente severa con vientos de entre 155 y 165 km/h y ráfagas de hasta 185 km/h”, indicó el Departamento de Meteorología de India (IMD) en su último comunicado.

Las fuertes ráfagas de viento y las labores de evacuación han dejado por el momento nueve fallecidos en Bangladés. El superintendente de Policía del distrito de Patuakhali, Mohammad Mainul Hasan, dijo a Efe que dos de los muertos son un voluntario de la Media Luna Roja y un niño. “El voluntario de la Media Luna Roja se ahogó al volcar su barco mientras transportaba a gente a un refugio”, dijo Mainul, mientras que “un niño de cinco años falleció por la caída de un árbol”.

El derribo de otro árbol por los fuentes vientos mató también a un hombre de 75 años, confirmó a Efe el jefe de Policía del distrito de Bhola, Zakir Hossain.

La llegada de “Amphan”, uno de los ciclones más potentes en la Bahía de Bengala desde el que en 1999 dejó más de 9.000 muertos en la costa oriental india, ha obligado a las autoridades a evacuar a millones de personas en ambos países.

Bangladés trasladó a casi 2,4 millones de personas a 14.636 refugios, indicó a Efe el director administrativo del Programa de Preparación ante los Ciclones, Ahmadul Haque, mientras que la Fuerza Nacional de Respuesta a Desastres india (NDRF) informó de la evacuación de “casi 658.000 personas”. India ha desplegado a 20 equipos de la NDRF en el Estado de Odisha y a otros 19 en Bengala para realizar labores de rescate y limpieza de carreteras.

Según el parte meteorológico del IMD, se espera que el ciclón, que comenzó el proceso para tocar tierra a las 14:30 (9.00 GMT), avance hacia Calcuta con vientos de hasta 120 km/h y vaya perdiendo fuerza hasta descender a los 90 km/h mientras continúa hacia el interior.

Anand Gupta, un joven residente de Calcuta refugiado en su hogar junto al resto de su familia, explicó que la tormenta se volvió “muy violenta hacia las 18:30 hora local (13.00 GMT)”. “Los árboles alrededor de nuestra casa comenzaron a ser arrancados y uno de ellos cayó sobre nuestra casa. Ninguna de nuestras ventanas o muros ha sido dañado, por suerte”, dijo Gupta.

El joven explicó que el tejado de unos vecinos sí quedó destrozado por los fuertes vientos y que han experimentado además cortes de electricidad e interrupciones de las redes móviles.

Bajo la amenaza de la pandemia

La llegada de “Amphan” y el riesgo por los fuertes vientos y precipitaciones coincide con la pandemia del coronavirus, que tanto India como Bangladés están haciendo frente con confinamientos todavía en vigor.

El comandante adjunto de la Fuerza Nacional de Respuesta a Desastres (NDRF) en Bengala, Kumar Ravi, indicó a Efe que sus equipos de rescate han intentado minimizar el impacto de las masificaciones repartiendo máscaras y desinfectantes para manos. “Hemos hecho algunas concesiones, porque no es posible seguir por completo las reglas de distanciamiento social en esta situación”, reconoció Ravi.

Bangladés, por su parte, ha multiplicado el número de refugios para reducir las aglomeraciones de personas y efectúa chequeos médicos básicos a la entrada, además de repartir mascarillas.

La Bahía de Bengala suele sufrir el paso de ciclones que suelen ocurrir entre abril y mayo, y octubre y noviembre, aunque las nuevas tecnologías de prevención han ayudado a India y Bangladés a disminuir de forma abrupta las víctimas por estas catástrofes. En noviembre del año pasado, el ciclón tropical “Bulbul” obligó a la evacuación de cientos de miles de personas en India y Bangladés, mientras que el “extremadamente severo” “Fani” dejó al menos catorce muertos en ambos países en mayo de 2019.