¿Ha sobornado Putin a los talibanes para que maten a soldados de Estados Unidos?

Trump, contra las cuerdas. Según la prensa estadounidense, el presidente fue informado de las recompensas rusas a los insurgentes en el Informe de Inteligencia diario

En medio de las nuevas revelaciones por el escándalo del soborno de Rusia a los talibanes por que mataran soldados de Estados Unidos, el líder talibán, Abdul Ghani Baradar, se dio virtualmente la mano con el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, como gesto de su compromiso de reducir la violencia en Afganistán.

Los puntos alcanzados tras la reunión telemática que se celebró este lunes fueron anunciados ayer por el jefe talibán en las negociaciones con EE UU en Doha, Suhail Shahin. El negociador el grupo insurgente dijo que se discutieron las formas de impulsar el histórico acuerdo de paz, firmado entre EE UU y el Talibán, el 29 de febrero.

Sin embargo, no dio detalles de si trascendió o no el asunto del soborno a los combatientes talibanes para atacar a las tropas estadounidenses y de la OTAN.

El escándalo que saltó en febrero ha vuelto a ponerse de candente actualidad después de que “The New York Times”, citando fuentes anónimas, asegurara este lunes que el presidente Donald Trump había sido informado de la estratagema rusa para debilitar a las tropas de EE UU en Afganistán. Según el rotativo neoyorquino, Trump había sido informado sobre el asunto de las recompensas rusas en el Informe Diario de Inteligencia.

Los talibanes han negado que sus combatientes hayan recibido dinero alguno por parte de la inteligencia rusa, y el mulá Baradar reiteró su compromiso de no atacar a EE UU. Según Shahin, el negociador jefe de los talibanes le dijo a Pompeo que “según el acuerdo, no permitimos que nadie use el suelo afgano contra Estados Unidos y otros países”.

Un botín de 500.000 dólares

Sin embargo, el hecho de que en un operativo del grupo de élite de los SEAL (Naval Special Warfare Development Group, en inglés) hallaran un puesto avanzado de los talibán un botín de 500.000 dólares levantó las sospechas sobre que la inteligencia rusa estaba pagando a los combatientes insurgentes.

La videoconferencia llega en un momento en el que el presidente Trump enfrenta una creciente presión política para explicar por qué no hizo nada después de que supuestamente conocía el informe de inteligencia.

2019, el año más letal para los militares de EE UU

Este domingo “The Washington Post” reveló que las muertes de múltiples soldados estadounidenses en Afganistán podrían estar vinculadas con los presuntos sobornos ofrecidos a los talibanes. “The Washington Post” señaló, citando fuentes de inteligencia, que no está claro cuántos militares pudieron haber muerto como resultado de las recompensas rusas.

2019 ha sido el más letal en cinco años para Estados Unidos en Afganistán, con 23 miembros de las fuerzas estadounidenses asesinados durante las operaciones en el país el año pasado.

Para añadir más confusión, el domingo pasado, Trump tuiteó que “no ha habido muchos ataques” contra soldados estadounidenses por parte de combatientes talibanes como evidencia de que la inteligencia reportada puede ser “falsa”.

Acuerdo de Paz

Mientras tanto, el enviado de paz de Estados Unidos para Afganistán, Zalmay Khalilzad, está recorriendo la región en un esfuerzo por avanzar en el acuerdo de paz.

Khalilzad visitó Uzbekistán y se esperaba en la tarde de ayer u hoy en Islamabad, capital de Pakistán, y después viajará a a Qatar, donde los talibanes mantienen una oficina política.

El acuerdo de paz preveía la liberación de 5.000 prisioneros talibanes antes del inicio del diálogo con Kabul, pero el presidente, Ashraf Ghani, accedió inicialmente a liberar 1.500 detenidos y posteriormente anunció que se liberaría a otros 2.000 más. Los insurgentes también han liberado a cientos de efectivos de fuerzas de seguridad afganas en su poder.

Sin embargo, la violencia no ha disminuido como se esperaba y el Gobierno afgano ha venido denunciando la intensificación de los ataques por parte de los talibanes. Según el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional, Javid Faisal, del talibán han matado o herido a 24 civiles al día desde febrero.

Respecto a la situación de violencia en Afganistán, Human Rights Watch publicó ayer un informe sobre “los abusos generalizados de los talibanes en las áreas que controla lo que suscita inquietudes sobre su disposición y capacidad para cumplir los compromisos sobre derechos en cualquier futuro acuerdo de paz”.

Patricia Gossman, directora para Asia de HRW, denunció que “los talibanes parecen decididos a gobernar por el miedo, sin rendir cuentas ante las comunidades bajo su control”.

Por ese motivo, HRW reclama que “los abusos contra los derechos por parte de los talibanes y las fuerzas gubernamentales significa que EE UU y otros países que apoyan el proceso de paz deben garantizar que cualquier acuerdo tenga fuertes compromisos de derechos humanos y mecanismos de aplicación”.