La ley china que sofocará la disidencia en Hong Kong

El profesor Leo K. Shin, explica a LA RAZÓN que la nueva legislación aprobada por Pekín "tendrá un impacto negativo significativo en todo tipo de libertades" en la ex colonia británica

La jefa del Ejecutivo hongkonés, Carrie Lam, indicó ayer que la polémica ley de seguridad nacional china, ratificada por Pekín, entraba en vigor ayer por la tarde. Lam aseveró que “el Gobierno de Hong Kong completará el procedimiento necesario para su publicación para garantizar que se implementa rápidamente”. ¿Pero qué significa la aprobación de esta legislación para la vida cotidiana en Hong Kong?

Leo K. Shin, profesor de Historia y Estudios Asiáticos y coordinador de la Iniciativa de Estudios de Hong Kong en la Universidad de British Columbia, explica a LA RAZÓN que la nueva legislación aprobada por Pekín “tendrá un impacto negativo significativo en todo tipo de libertades” en la ex colonia británica. Shin reconoce que la controvertida ley china sofocará la disidencia en Hong Kong.

¿En qué medida la polémica ley ratificada por China ayer podría infringir las libertades de Hong Kong y ser utilizada para aplastar el disenso por parte de las autoridades chinas?

La ley tendrá un impacto negativo significativo en todo tipo de libertades en Hong Kong. Sin duda alguna, sofocará la disidencia. Pero cabe recordar que la ley afectará a todos, incluidos los visitantes extranjeros y los miembros de la comunidad empresarial internacional.

¿Cómo puede cambiar la controvertida ley de seguridad aprobada por Pekín la vida cotidiana y la sociedad de Hong Kong?

Joshua Wong y otros tres líderes de Demosistō (uno de los principales movimientos prodemocracia) anunciaron poco después de la aprobación de la legislación que habían renunciado al grupo prodemocrático, por lo que obviamente los miembros del campo prodemocrático en Hong Kong ahora deben actuar con mucho cuidado. En cuanto a la población de Hong Kong en general, el impacto de la ley puede no ser obvio de inmediato, pero con el tiempo disminuirán tanto sus libertades como su capacidad para responsabilizar al Gobierno de Hong Kong.

Las protestas contra la ley de seguridad impidieron la aprobación de una ley similar en el pasado. ¿Por qué ahora los manifestantes no han podido detenerlo?

En 2003 fue el Gobierno de Hong Kong el que intentó aprobar un proyecto de ley de seguridad nacional a través de la legislatura en Hong Kong. Esta vez fue el Congreso Nacional del Pueblo de China el que se encargó de imponer una ley de seguridad nacional para Hong Kong. No hubo consultas significativas ni mecanismos formales para registrar la disidencia.

¿Quiénes están a favor de la ley en la ciudad? Funcionarios comerciales han argumentado que podría traer la estabilidad que tanto necesita la ciudad después de los disturbios del año pasado...

Los funcionarios del Gobierno y los miembros del campo pro “establishment” en Hong Kong no tienen más remedio que seguir la línea. Los miembros de la comunidad empresarial obviamente no hablan con una sola voz. Para las corporaciones internacionales que han optado por operar en Hong Kong en lugar de en Pekín o Shanghai, es difícil imaginar por qué considerarían beneficioso convertir a Hong Kong en otra ciudad continental, que es en lo que se convertirá con la aprobación de esta ley de seguridad nacional.