La mano derecha de Abe aspira a sucederle al frente del partido y del Gobierno japonés

Yoshihide Suga parte como favorito en las primarias del Partido Liberal Democrático del 14 de septiembre

El más probable sucesor de Shinzo Abe al frente del Gobierno de Japón, Yoshihide Suga, anunció hoy formalmente su candidatura para liderar el partido gobernante y dejó claro que su gestión será una continuidad de la de su predecesor.

Suga, de 71 años, ha sido la mano derecha de Abe desde 2012, su jefe de Gabinete y ministro portavoz, y ahora buscará el liderazgo del Partido Liberal Democrático (PLD), algo que, en principio, tiene asegurado gracias a los apoyos políticos recibidos estos días.

“El camino que tenemos por delante no es llano, pero no debemos detener el proceso de reformas de Shinzo Abe”, afirmó Suga en una rueda de prensa que ofreció en la sede del PLD, que en los últimos días ha sido un hervidero de reuniones tras el anuncio de Abe.

Shinzo Abe, el primer ministro que más tiempo ha durado con ese cargo en la historia reciente de Japón, anunció el viernes su intención de dimitir por razones de salud, mucho antes de que en septiembre de 2021 terminara su mandato al frente del PLD.

Esa decisión descolocó al partido gobernante porque Abe nunca dejó un delfín claro, y entre las figuras que han surgido desde su renuncia, es Suga el que más apoyos ha logrado entre las distintas facciones del partido gobernante.

El PLD anunció hoy que la elección interna se llevará a cabo el 14 de septiembre, y fuentes políticas confirmaron que la Dieta (Parlamento) se reunirá dos días después para designar al primer ministro, que será el candidato que proponga el partido gobernante.

En su rueda de prensa, Suga no detalló medidas específicas en la gestión gubernamental que, según todos los pronósticos, tiene asegurada, pero sí se refirió a los retos que afronta el país, entre ellos, la covid-19 y sus efectos económicos.

Suga negó que la salida de Abe implique que exista un vacío político, y se mostró dispuesto a “heredar los esfuerzos” que ha venido realizando Abe y “seguir adelante”. “Con toda mi determinación haré lo mejor que pueda”, insistió.

Continuidad hasta las elecciones de 2021

Las similitudes entre la gestión de Abe y lo que está dispuesto a hacer Suga llamaron la atención y uno de los periodistas le consultó directamente si tenía propuestas distintas, pero Suga esquivó la pregunta.

En principio, el líder que elija el PLD el 14 de septiembre tendrá el mandato que dejó truncado Abe, hasta septiembre de 2021, y entonces se verá si Suga quiere buscar su reelección, y si la consigue.

En la rueda de prensa, Suga recordó sus orígenes humildes, como primogénito de un granjero de la prefectura norteña de Akita, así como su incipiente carrera política hasta que a los 47 años fue elegido para la cámara baja de la Dieta.

Apegado a su papel de ministro portavoz, ensalzó en todo momento la gestión de Abe y las medidas de su programa económico, las “Abenomics, y prometió respetar la misma relación que ha tenido el Gobierno hasta ahora con el Banco de Japón (central).

Dio algunas pinceladas sobre política exterior, como “la piedra angular” de las relaciones con Estados Unidos, pero no entró en detalles concretos acerca de propuestas precisas que puedan representar diferencias con la gestión de Shinzo Abe.

A partir del anuncio de Suga de hoy, quedan en la cuneta, con casi nulas posibilidades de ganar el liderazgo del PLD, el ex ministro de Defensa Shigeru Ishiba y el ex ministro de Exteriores Fumio Kishida, que anunciaron también su postulación para la elección interna.