Venecia levanta por primera vez su sistema de diques para hacer frente a las temidas inundaciones

La infraestructura, que ha tardado más de 15 años en construirse, cuenta con tres barreras submarinas que se elevan para cerrar las tres salidas de la laguna veneciana a mar abierto

El faraónico sistema de diques, conocido como MOSE, que se tardó más de 15 años en construir para proteger Venecia de las cada vez más frecuentes inundaciones, las conocidas como “aguas altas”, se levantó hoy por primera vez y por el momento está deteniendo el crecimiento de la marea.

“Un día que hace historia, que marca el hito entre el antes y el después en Venecia”, escribe el diario local “Il Gazzetino” ante el procedimiento de levantamiento de los diques del MOSE en las tres ensenadas de la laguna que comenzó a las 8.54 de esta mañana.

Venecia preveía para hoy su primer fenómeno de agua alta de la temporada con un fuerte viento siroco de 30-40 km/h y un pico de pleamar al mediodía de 125 centímetros, lo que habría provocado la inundación de algunos centímetros de varias áreas de la ciudad incluida la Plaza de San Marcos.

Desde esta mañana sonaban las sirenas en el ciudad de los canales, que en noviembre del año pasado sufrió una de sus peores aguas altas, con unos niveles “excepcionales” solo superados por la catástrofe de 1966.

La orden de levantar el Mose, el “Módulo Experimental Electromecánico”, un acrónimo que juega con el nombre en Italiano de Moisés, el profeta que separó las aguas del mar Rojo, la dio esta mañana la comisaria extraordinaria de la obra, Elisabetta Spitz, junto con la concejala de Obras Públicas, Cinzia Zincone.

“La prueba salió bien.Apreciamos una diferencia consistente entre la altura del agua de la parte defendida por el Mose y la que no lo está”, concluyó Zincone. “Dentro de la Laguna de Venecia la marea no sube”, anunció por su parte el Centro de Mareas de Venecia. “Hoy es un día histórico, ahora estamos esperando pero estamos contentos. Ahora hay solo 70 centímetros de desnivel, con un siroco fuerte. Estamos satisfechos”, explicó el alcalde de Venecia, Luigi Brugnaro, durante una inspección.

Las 58 puertas móviles del Mose se levantaron en una hora y 17 minutos y está previsto que se pongan en marcha siempre se esperan más de 110 centímetros de agua alta. La obra, que se ha tardado más de 15 años en construir, consiste en tres barreras submarinas que se elevan para cerrar las tres salidas de la laguna veneciana a mar abierto: Malamocco, Lido y Chioggia. Su coste fue de 5.500 millones de euros, muchos más de los que se habían previsto y ha sufrido cuantiosos retrasos, además de escándalos de corrupción.