Diez investigadores para aclarar la muerte de Victorine, la estudiante de 18 años que nunca llegó a casa

Se ha abierto una investigación judicial por secuestro y asesinato

Una semana después de que se encontrara el cuerpo sin vida de Victorine, la joven estudiante que desapareció el 24 de septiembre cuando volvía a su casa, la investigación sigue en curso. Se han designado tres jueces de instrucción y creado una célula de investigación con diez personas que dedicarán el tiempo necesario para dilucidar quién mató a Victorine.

El coronel Philippe James, que dirige la sección de investigación de Grenoble, hizo ayer la “valoración de los medios y acciones” de esta primera semana de investigación: alrededor de cuarenta investigadores movilizados por día, 130 audiencias de testigos , 662 personas contactadas, 305 llamadas realizadas al número gratuito, y se han parado 11.000 vehículos y 63 peatones, con el objetivo de 'obtener testimonios adicionales de personas acostumbradas a frecuentar el lugar".

Todos los medios son pocos para averiguar qué pasó entre el momento en que Victorine desapareció tras decir a su familia que llegaba a casa en veinte minutos y la hora de su muerte. La apertura de una investigación por asesinato confirma las sospechas iniciales de los investigadores sobre la intervención de un tercero, hipótesis sustentada por el hallazgo de contusiones internas durante la autopsia. El cuerpo de Victorine fue encontrado tres días después de su dessaparición en un arroyo de difícil acceso.

El funeral de la joven se celebrará el miércoles.