Amanecer Dorado, el mayor juicio contra un grupo de neonazis desde Núremberg

El Tribunal de Apelaciones de Atenas declaró este miércoles a la cúpula de Amanecer Dorado, incluido su líder, Nikolaos Mijaloliakos, culpable de dirigir una organización criminal

Hace tiempo que la mayoría de los griegos llegaron a una conclusión sobre el partido neonazi Amanecer Dorado. El Tribunal de Apelaciones de Atenas declaró este miércoles a la cúpula de Amanecer Dorado, incluido su líder, Nikolaos Mijaloliakos, culpable de dirigir una organización criminal. Con cinco años y medio de proceso a sus espaldas, se trata del mayor juicio contra un grupo de neonazis desde los Juicios de Núremberg.

La conclusión tiene un peso simbólico para la ultraderecha europea, que en el mejor momento para la organización pudo ver en Amanecer Dorado un ejemplo de éxito a emular.

Amanecer Dorado llegó a ser la tercera fuerza política en Grecia y, como se ha intentado demostrar durante el juicio, compaginaba su tarea en el Parlamento con intimidaciones y ataques violentos contra minorías e izquierdistas. En parte, el juicio ha llevado tanto tiempo debido a la gran cantidad de testigos y pruebas, aunque también se ha visto retrasado por huelgas en la Justicia o la pandemia del coronavirus.

¿POR QUÉ SE LES JUZGA?

El peso del sumario parece indicar que la gran mayoría de los 68 políticos y militantes enjuiciados serán condenados -se enfrentan a penas de entre 5 y 20 años de prisión-, pero la verdadera duda era si se les condenaría de forma individual o se demostraría que actuaban de forma organizada, siguiendo una estructura que idolatraba a su líder, Nikolaos Mijaloliakos, y por la que se llegó incluso a asesinar.

El juicio contra el partido se basa principalmente en cuatro casos: el más emblemático es probablemente el asesinato del rapero antifascista Pavlos Fyssas, en septiembre de 2013, a manos del militante neonazi Yorgos Rupakiás, quien a lo largo del proceso confesó los hechos.

Fue la conmoción por este asesinato la que llevó a las autoridades a comenzar la investigación judicial, y su madre, Magda Fyssas, se ha convertido durante estos años en un símbolo de la lucha antifascista en Grecia, gracias a su presencia incansable en casi todas las sesiones del proceso, más de 450.

Además, el sumario incluye el ataque en 2013 a un grupo de militantes del sindicato comunista PAME y el intento de asesinato de varios pescadores egipcios en septiembre de 2012. El principal objetivo de la acusación es conseguir que salga adelante el cargo de dirección y pertenencia a una banda criminal y que se condene a la dirección del partido. Según los abogados de las víctimas, la evidencia es abrumadora: cientos de pruebas gráficas y más de 6.000 testimonios que describen su estructura jerárquica y paramilitar.

Un motivo de preocupación para la acusación era que el pasado diciembre la fiscal del macrojuicio Adamantía Ikonomu pidió absolver a la cúpula de complicidad e instigación moral de asesinato, argumentando que los crímenes se habían cometido por individuos y que, a pesar de ser miembros de Amanecer Dorado, sus crímenes no tenían nada que ver con el partido neonazi.

Amanecer Dorado consiguió pasar de apenas 20.000 votos en las elecciones generales de 2009 a más del 7 % de los votos, que le dieron 21 diputados en la Cámara Alta en 2012, en plena crisis económica y de austeridad. Sin embargo, en las elecciones de julio del año pasado se desplomó y ni siquiera obtuvo el 3 % mínimo para entrar en la Cámara. EFE