Peligro de erupción del volcán Grimsvotn en Islandia: ¿puede paralizar los vuelos?

Es el más activo del país y en 2011 expulsó ceniza a más de 20 kilómetros de altura.

Los científicos en Islandia han elevado el nivel de amenaza para el volcán Grimsvotn, el más activo de Islandia, y han advertido de que pronto podría producirse una erupción, mientras la industria aeronáutica, muy afectada por la covid, cruza los dedos. En 2011 este volcán ya fue protagonista por la expulsión de ceniza a 20 kilómetros de altura a la atmósfera en una de las erupciones más potentes de las últimas décadas.

En los últimos días se ha visto que el volcán Grimsvotn se “infla” mientras que nuevo magma entra en las cámaras que tiene debajo, lo que provoca el aumento de actividad térmica con el consiguiente proceso de deshielo. La actividad sísmica localizada también ha aumentado, lo que sugiere que pronto puede producirse una erupción. Aunque los intervalos de tiempo entre las erupciones son variables, los geólogos sostienen que el Grimsvoetn suele entrar en actividad cada cinco años.

Como explica Miguel Sagnelli, “las erupciones más pequeñas de Grimsvötn gastan mucha energía cuando interactúan con el agua y el hielo en la superficie”. Eso significa, añade, que la ceniza resultante se moja y se vuelve pegajosa y así cae del cielo relativamente rápido. “Por lo tanto, las nubes de ceniza sólo viajan unas pocas decenas de kilómetros desde el lugar de la erupción. Este es un buen escenario para los islandeses y también para los viajes aéreos, ya que impide la formación de nubes de ceniza sustanciales que podrían desplazarse y cerrar el espacio aéreo”.

Los sismólogos ahora están atentos a un enjambre intenso de terremotos, que podrían durar hasta 10 horas, lo que indica una avalancha de magma hacia la superficie y una erupción inminente. Algunos científicos sugieren que la actividad del Grimsvötn suele verse favorecida por el derretimiento de los glaciares. La erupción de 2011 tuvo lugar a finales de mayo. Algunos expertos indican que en los últimos 800 años ha experimentado unas 65 erupciones.

Este volcán está prácticamente hundido bajo el hielo. Solo una cresta en el lado sur se encuentra a la vista. La presión de la acumulación de agua en su lago favorecería las erupciones. Al ser un volcán situado bajo un glaciar sus erupciones suelen estar acompañadas de inundaciones importantes.

El Grimsvoetn, situado bajo el glaciar Vatnajoekull, el más grande Islandia, vivió un potente erupción en 2011, la mayor experimentada por este volcán en un siglo, más potente incluso que la del Eyjafallajoekull. Fue precisamente el Eyjafjallajokull el que paralizó los cielos europeos al obligar a la cancelación de unos 100.000 vuelos en una decisión de las autoridades aéreas sin precedentes.