Así explicó a la Policía cómo fue su clase en la que enseñó caricaturas de Mahoma el profesor decapitado

Tras la denuncia del padre de una alumna, Samuel Paty dio su versión de los hechos a la policía el 12 de octubre, cuatro días antes de su asesinato

Samuel Paty
Samuel PatyLa RazónLa Razón

Tras la queja del padre de una alumna de su clase, el profesor Samuel Paty fue interrogado por la policía el 12 de octubre, apenas cuatro días antes de su asesinato. Le acusaban de “difusión de imágenes pornográficas”. Según cuenta Franceinfo, cuyos periodistas tuvieron acceso al acta de la audiencia del profesor de Geografía e Historia, Paty contó con todo detalle la clase de educación moral y cívica sobre libertad de expresión del 6 de octubre, durante la cual mostró dos caricaturas de Mahoma publicadas en "Charlie Hebdo.

Una clase que provocó la indignación de un padre que publicó en redes sociales un vídeo llamando “delincuente” al profesor.

No cometí ninguna infracción en el marco de mis funciones”, contestó tajante el profesor. "Propuse a los alumnos ver o no ver una de las caricaturas de Charlie Hebdo, según su sensibilidad.

El padre de una de sus alumnas aseguraba que Paty había pedido a los alumnos musulmanes que se identificaran como tal y salieran del aula, hecho que el profesor negó ante los agentes. Según él, les pidió simplemente que no miraran si pensaban que les iba a impactar de una manera u otra. “En ningún momento dije los musulmanes podéis salir porque os va a chocar. Y no pregunté a los alumnos quiénes eran de confesión musulmana”, aclaró. “Mi objetivo, cuando les pedí que apartaran la mirada, era que no se sintieran ofendidos."

Paty también declaró un hecho confirmado después por la investigación judicial: la joven cuyo padre denunció no estaba presente aquel día en clase. Por eso, el profesor denunció a su vez por difamación pública, con una acusación falsa en su contra. “Se inventó un relato a través de rumores de estudiantes. Se trata de una afirmación falsa con el objetivo de dañar la imagen del profesor que represento, el instituto y la institución”.

La directora del centro, que acompañó al profesor, muy afectado por la polémica,, apoyó su versión de los hechos y avisó del ambiente enrarecido en el instituto y comunicó que habían recibido amenazas.

Cuatro días después fue asesinado brutalmente cuando regresaba a su casa a pie.