Nueva York vuelve a cerrar sus escuelas

“La ciudad ha alcanzado el 3% de positividad en los últimos siete días”, ha lamentado el alcalde Bill de Blasio. Se confirma que ha llegado la segunda ola de covid-19

Autobuses escolares en un colegio en Brooklyn, Nueva YorkBRENDAN MCDERMIDREUTERS

La ciudad de Nueva York vuelve a tener malas noticias respecto al coronavirus. A partir de mañana, cerrará el sistema de escuelas públicas de Nueva York. Se trata de la preocupante confirmación de que ha llegado la segunda ola de covid-19 a la ciudad estadounidense. Las escuelas llevaban abiertas, para clases en personas, durante las últimas ocho semanas.

“La ciudad ha alcanzado el 3% de positividad en los últimos siete días. Desafortunadamente, esto significa que los colegios públicos cerrarán a partir de mañana”, ha informado el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio.

En Nueva York, las autoridades locales habían advertido desde el verano que los edificios escolares cerrarían si el 3% de todas las pruebas de coronavirus realizadas en toda la ciudad durante un período de siete días resultaran positivas. A medida que la tasa se acercaba a ese punto la semana pasada, de Blasio aconsejó a los padres que se prepararan para un posible cierre en unos días.

El alcalde informó de que la tasa ya pasó esa marca.

A los más de 1 millón de estudiantes de escuelas públicas de la ciudad ahora se les enseñará completamente en línea, es decir, desde casa. A fines de octubre, solo alrededor del 25% de los estudiantes habían ido a clases en la escuela este otoño, mucho menos de lo que esperaban los funcionarios.

La escuela presencial se reanudó el 21 de septiembre para los niños de prejardín de infancia y algunos estudiantes de educación especial. Las escuelas primarias abrieron el 29 de septiembre y las escuelas secundarias el 1 de octubre.

En ese momento, la tasa promedio de prueba positiva de siete días estaba por debajo del 2%.

Incluso cuando el sistema escolar permaneció abierto, más de 1.000 aulas pasaron por cierres temporales después de que los estudiantes o el personal dieran positivo, y los funcionarios comenzaron a instituir cierres locales en vecindarios donde los casos de coronavirus aumentaban rápidamente.