El primer ministro de Armenia podría convocar elecciones anticipadas en 2021

Nikol Pashinián ha realizado este anuncio en medio de las protestas en su contra por su decisión de firmar un acuerdo de alto el fuego con Azerbaiyán

Una protesta contra el primer ministro armenio, Nikol Pashinián, en Ereván
Una protesta contra el primer ministro armenio, Nikol Pashinián, en ErevánServicio Ilustrado (Automático) ALEX MCBRIDE / ALEX MCBRIDE

El primer ministro de Armenia, Nikol Pashinián, se ha mostrado este viernes dispuesto a convocar elecciones anticipadas para 2021, en medio de las protestas en su contra por su decisión de firmar un acuerdo de alto el fuego con Azerbaiyán que supone la devolución de varios territorios azeríes que permanecían bajo control armenio desde la última guerra.

Mediante su cuenta de Facebook, ha invitado a la oposición armenia y a los grupos no parlamentarios, entre otros interesados, a consultas sobre la nueva fecha de las elecciones, aunque no ha propuesto ninguna concreta para la celebración de los comicios. ”No me aferro al asiento de primer ministro”, ha señalado Pashinián, que ha indicado que el “destino del cargo y el futuro liderazgo del país” han de ser decididos por el pueblo “con la libre expresión de su voluntad”.

Así, ha afirmado estar dispuesto a dejar el cargo en base a lo que decida la ciudadanía armenia, pero ha reiterado que también pretende continuar liderando Armenia si la ciudadanía “reafirma su confianza en este difícil período”. ”Sólo hay un método para obtener respuesta a estas preguntas: celebrar elecciones parlamentarias anticipadas”, ha zanjado Pashinián.

El primer ministro armenio también ha asegurado que el movimiento opositor que reclama su renuncia “no ha contado con el apoyo de la gente”, a pesar de las “oportunidades” de la oposición, y que está “casi extinguido”. De forma paralela, ha aseverado que las autoridades armenias no se han mantenido en el poder haciendo uso de la fuerza. ”Pero todo esto no cambia el compromiso de nuestro equipo político y mi compromiso personal de estar al frente de la gente y rendir cuentas”, ha agregado, según ha informado la agencia de noticias Armenpress.

Las protestas se han sucedido en la capital armenia, Ereván, desde el acuerdo que Pashinián firmó con los líderes de Azerbaiyán y de Rusia, que supone renunciar al control de varios de los territorios azeríes colindantes con Nagorno Karabaj, además del despliegue de 1.960 militares rusos que ejercerán como fuerzas de paz en la línea de separación entre las fuerzas militares armenias y azeríes en torno a la región en disputa.

La región de Nagorno Karabaj forma parte oficialmente del territorio de Azerbaiyán pero cuenta con una mayoría de población armenia y está controlada de facto por las autoridades armenias desde el final de la última guerra (1998-1994), cuando las fuerzas militares armenias se hicieron con el control además de varios distritos azeríes adyacentes.

Desde finales de septiembre se han sucedido los enfrentamientos entre las fuerzas militares armenias y azeríes en torno a la región de Nagorno Karabaj, dejando decenas de víctimas mortales por ambos lados y con tres altos el fuego que han sido incumplidos en cuestión de horas.