Los crematorios de Alemania, desbordados por el aumento de muertos por covid-19

“Hay 300 cadáveres que deben ser cremados y cada día llegan decenas más”, asegura el gerente de un crematorio de Meissen

Thumbnail

Los ataúdes se amontonan en los crematorios de Alemania. Muchos de ellos se encuentran en su sala fúnebre y otros en sus propias oficinas, e incluso en sus pasillos. Algunos están envueltos en plástico y el resto llevan carteles de “infeccioso”, “urgente” o simplemente “covid”, tal y como recogen medios germanos.

Para Joerg Schaldach, el gerente de un crematorio de Meissen -un pueblo antiguo célebre por su porcelana y castillo gótico-, la pandemia del coronavirus ha significado un importante aumento en el negocio, pero nadie lo celebra. Normalmente en esta época del año hay entre 70 y 100 ataúdes en el crematorio, pues es la época de la gripe y muchos ancianos mueren.

Joerg Schaldach, el gerente de un crematorio de Meissen
Joerg Schaldach, el gerente de un crematorio de MeissenFABRIZIO BENSCHREUTERS

“La gente se está muriendo sola en el hospital sin un ser querido que la tome de la mano”, indica Schaldach. “Reciben solo una llamada telefónica: ‘fallecido’. Una despedida en el ataúd no es posible, lo único que reciben es una urna“, explica. “Es normal que muera más gente en el invierno que en el verano”, dice Schaldach. “Eso siempre ha sido así. Ahora hay 300 cadáveres que deben ser cremados y cada día llegan decenas más”, añade.

El pasado lunes, Meissen nuevamente obtuvo la triste distinción de ser el distrito de Alemania con la más alta tasa de infectados por coronavirus: tres veces el promedio nacional. En el estado de Sajonia, donde está ubicado Meissen, están seis de los 10 condados de Alemania más afectados por los contagios.

Robert MichaelAP

Y es que Alemania volvió a superar los mil muertos por coronavirus y los 20.000 nuevos contagios en las últimas 24 horas, aunque comunicó hoy la incidencia acumulada en siete días más baja desde el 1 de noviembre, según datos del Instituto Robert Koch (RKI) de virología actualizados la pasada medianoche.

Las autoridades sanitarias contabilizaron 1.013 víctimas mortales en un día y 20.398 nuevos infectados. En el conjunto de Alemania, la incidencia acumulada en los últimos siete días se sitúa en 119 casos por cada 100.000 habitantes, la más baja desde el 1 de noviembre, y los nuevas contagiados sumaron en la última semana 98.946.

Por otro lado, el pico de incidencia se había registrado el pasado 22 de diciembre con 197,6 nuevas infecciones por cada 100.000 habitantes en una semana. El número de positivos desde que se dio a conocer el primer contagio en el país suma 2.088.400 y el de muertos, 49.783.

Suspendidas las clases

La canciller alemana, Angela Merkel, y los jefes de Gobierno de los ‘länder’ acordaron el martes prorrogar hasta el 14 de febrero las actuales restricciones, incluida la suspensión de las clases presenciales, ante el temor a la propagación de nuevas mutaciones del coronavirus.

Merkel y los líderes regionales acordaron además la implantación del uso obligatorio de mascarillas quirúrgicas o FFP2 en el transporte público y comercios, y la extensión del teletrabajo en todos los ámbitos laborales donde sea posible.

Desde principios de noviembre está suspendida en Alemania la actividad en los sectores del ocio, el deporte, la cultura y la gastronomía y desde mediados de diciembre permanecen cerradas las escuelas y los comercios no esenciales.