Mohammed Al Maktoum, el poderoso emir de Dubái que tiene secuestradas a las princesas Latifa y Shamsa

Tanto la ONU como el Gobierno británico han pedido a Emiratos una prueba fehaciente de que Latifa se encuentra “viva”

Las princesas Latifa Al Maktoum y Sheikhas Shamsa se encuentran en paradero desconocido
Las princesas Latifa Al Maktoum y Sheikhas Shamsa se encuentran en paradero desconocidoAssociated PressLa Razón

El emir de Dubái, Mohammed bin Rashid Al Maktoum, ha vuelto a acaparar los titulares en los últimos días por el estrépito que provoca su vida familiar tras la desaparición de una de sus hijas, la princesa Latifa Al Maktum, cuyos vídeos salieron a la luz recientemente.

Al parecer Latifa, de 35 años, intentó escapar por primera vez cuando aún era adolescente, pero su caso dio la vuelta al mundo en 2018, después de que abandonase el país en un barco junto a una antigua monitora, Tiina Jauhiainen. Era la segunda vez que intentaba desesperadamente huir de las garras de su padre.

Sin embargo, la embarcación fue interceptada tras ocho días de navegación frente a las costas de India. Comandos del ejército indio en el Océano Índico la “rescataron” y la devolvieron a la fuerza a Dubái. Este acto de rebeldía sentó muy mal en el seno de la familia real, que ordenó una vigilancia aún más privativa sobre la heredera confinada. El jeque jamás perdonaría semejante rebeldía.

Antes de llevar a cabo el frustrado plan, la princesa había relatado a sus amigos que quería irse de los Emiratos por las restricciones que le imponía su familia y especialmente su padre Al Maktoum. Fue por ello que hizo públicas denuncias de supuestos abusos que siempre han negado las autoridades emiratíes.

Aislada y sin contacto con el exterior, logró grabar los videos revelados en las últimas horas. Según estos, la princesa estaba sola en una casa con las puertas y las ventanas cerradas y vigilada por las fuerzas de seguridad, sin acceso a médicos o abogados. Fue su confidente y amiga, Jauhiainen, quien envió las grabaciones a la BBC.

Al Maktoum secuestró a sus dos hijas

El de Latifa no se trata del primer secuestro -o intento de secuestro- en el seno familiar. En junio de 2019 una de las ex esposas del jeque también huyó. La princesa Haya Bint Hussein escapó a Londres en aquella época y una vez instalada allí solicitó a un tribunal de la capital inglesa el divorcio de Mohamed Al Maktoum. Haya nació en Jordania, es hija del difunto rey Hussein I y media hermana del actual rey Abdalá II.

El emir de Dubái y primer ministro de Emiratos Árabes Unidos durante un foro sobre mujeres internacional en Dubái el año pasado
El emir de Dubái y primer ministro de Emiratos Árabes Unidos durante un foro sobre mujeres internacional en Dubái el año pasadoCHRISTOPHER PIKEREUTERS

Fue gracias a este divorcio que comenzó a correrse el velo sobre lo que en verdad se escondía en el fastuoso emirato: una vida de zozobra para las mujeres de la familia real. De acuerdo con un tribunal británico, el emir ordenó el secuestro de dos de sus hijas (fruto de otro matrimonio) y llevó a cabo una “campaña de intimidación” contra Haya de Jordania, lo que la obligó a huir al extranjero.

Nacida en 1981, la princesa Shamsa había intentado huir de su padre en el año 2000 mientras estaba de vacaciones en Inglaterra, cuando tenía 18 años. Según el relato de Latifa, la chica fue encontrada tras dos meses de fuga, “drogada”, devuelta a Dubái en un jet privado y “encerrada”.

A día de hoy se desconoce el paradero de Shamsa, no se sabe de ella desde hace años. Como también el de Latifa, cuyos vídeos recorrieron el mundo y colocaron una vez más al jeque de los Emiratos Árabes Unidos en el centro de la escena mundial.