Yotuel: “Al régimen cubano le jode que seis negros cantemos pidiendo libertad”

El músico explica los motivos del éxito de su nueva canción: “La letra contrapone la doctrina maquiavélica de patria o muerte por el mensaje patria y vida”

Thumbnail

El músico y actor Yotuel Romero, nacido en el barrio habanero del Vedado en 1976, fue miembro del grupo Orishas. Él es uno de los artífices de la canción “Patria y Vida”, cuyo videoclip ha enfadado al régimen cubano con una letra muy crítica con la revolución castrista. Este jueves tiene previsto reunirse con los líderes del PP y Ciudadanos, Pablo Casado e Inés Arrimadas, y con la presidenta del Congreso de los Diputados, la socialista Meritxell Batet.

La canción también ha llegado a los oídos de muchos eurodiputados. La vicepresidenta del Parlamento Europeo, Dita Charanzová, publicó la canción en sus redes sociales y este viernes, Yotuel participará en un foro en el que intervienen Leopoldo López Gil, la propia Dita Charanzová, Manuel Otero, miembro del Movimiento San Isidro de oposición al gobierno, y varios músicos cubanos para explicar a los diputados de la Eurocámara su visión de Cuba.

En una entrevista con LA RAZÓN, Yotuel habla del racismo institucional de la élite cubana y lamenta la campaña de desprestigio que se ha lanzado contra los protagonistas del videoclip desde los medios oficiales.

¿Por qué cree que la canción ha tenido tanta difusión?

La canción ha conectado de nuevo con todos los cubanos con un mensaje de amor a la vida y de amor a la patria. Después de tanta muerte en estos meses en que la hemos tenido tan cerca, viene una canción de habla de vida y la gente en Cuba quiere eso. La canción habla de pedir un cambio, de que se han acabado las mentiras, el silencio y las doctrinas, todo eso es lo el pueblo quería que se dijera hace mucho tiempo y no se ha dicho. Y nosotros lo decimos sin faltar al respeto, sin agresividad, sin incitar a la violencia sino de una forma muy cívica y sencilla, cuidando todos los parámetros para que no se nos tildara de haber hecho una canción subversiva. La letra contrapone la doctrina maquiavélica de “patria o muerte” por un mensaje como “patria y vida”. La patria como la ven ellos es: o piensas como yo o la opción que tienes es la muerte, ya sea la muerte sentimental, emocional, física... La canción ha hecho que salga la verdadera cara del régimen cubano, un régimen que humilla a sus ciudadanos y les intenta desmoralizar. No se sostiene, el circo se cayó.

¿Cuál ha sido la respuesta del Gobierno y los medios oficialistas cubanos a la canción?

A mí me llamaron el otro día jinetero. Si yo soy un jinetero a mi esposa la llaman traficante sexual, porque eso es tristemente lo que ha dado la revolución. La revolución ha sido un fracaso hasta el punto de que ellos mismos dicen que un cubano por estar con una española es un jinetero. Qué mentalidad tan burda tienen. Están haciendo campañas de desprestigio en la televisión y usando a periodistas cubanos para que se inventen calumnias contra nosotros. Y todo por una canción que dice patria y vida, no estamos lanzamos cócteles Molotov. El periódico del régimen “Juventud Rebelde” dice que la canción es un llamado a la insurgencia y a la violencia contrarrevolucionaria, una agresión contra la seguridad nacional de Cuba y que pretendemos incendiar las escuelas cubanas

¿Hay rendijas para que los cubanos críticos con el régimen expresen su rechazo con el Gobierno?

Lo que no esperaban ellos es que el pueblo se les echara encima y les criticara como lo está haciendo. Ahora, con internet, hay muchas formas de manifestarse en Cuba. Escribir en la web ya es una forma de protestar.

¿Silvio Rodríguez se quejó de esta canción?

La canción viene de otra que se llamaba “Ojalá pase”, que compusimos Bea y yo, y para la que compramos los derechos de la canción de Silvio Rodríguez pero solo para el mercado de Estados Unidos el único que estaba disponible. Cuando salió allí se nos criticó un montón, Silvio se nos echó encima sin darse cuenta de que la canción cumplía con el derecho, no era un plagio, se lo hicimos ver y los abogados de Silvio se retractaron. Cuando propongo hacer “Ojalá remix” llamé a Descemer, Randy, Alexander y comenzamos a trabajar en grupo. Entonces sentimos que la canción tenía un potencial tan grande que no podía salir solo en EE UU, así que quitamos la parte de Silvio Rodríguez y fue donde nace “Patria y vida”, una canción nueva.

Cuba ha reprochado que algunos de vosotros os formasteis en Cuba como músicos y ahora traicionáis la revolución. ¿Cómo lo ve?

Ningún ciudadano le debe nada a ningún país, yo tampoco. No tenemos una obligación de agradecer nada a ningún país. Yo soy lo que soy gracias a mí. El mérito y el esfuerzo es de uno mismo.

Usted ha apoyado al movimiento San Isidro, muy crítico con el régimen. ¿Qué contactos mantiene con ellos?

Me identifico mucho con el Movimiento San Isidro, ese movimiento de barrio, de solar, ese movimiento de la comunidad afrocubana. Maikel Osorbo y El Funky son los únicos raperos que están dentro del Movimiento. Cuando yo tenía el plan de hacer “Patria y vida” pensé que era un buen momento para que el mundo escuchara y conociera la historia de Maikel Osorbo, cómo se violaron los derechos humanos con él, algo que se hace cada minuto en la isla. Cuba es una dictadura férrea, aniquilante, que campa a sus anchas, sin respeto a los derechos humanos, y nadie dice nada. Esta canción viene a decirle al mundo lo que pasa en dentro.

¿Cree que en cubano existe un racismo institucional?

Si, es brutal. Una de las cosas que más les jode es que en esta canción son seis negros los que están cantando y siendo los portavoces de este grito de libertad. Seis negros de barrio, que se han hecho a sí mismos, sin recursos. Solo hay que mirar lo que ha sido durante 62 años la cúpula castrista para darse cuenta de que no hay un solo negro, y es un país donde la población negra y mestiza es más numerosa que la blanca. Hay racismo pero nunca lo van a reconocer. El 90% de los que están en la cárcel por la ley de peligrosidad son negros.

¿Qué le cuentan sus amigos y familia de lo que está pasando dentro de la isla? ¿Hay castrismo para rato?

No porque el pueblo ya se cansó, pide a gritos basta, el pueblo no quiere más patria o muerte. Es el pueblo el que hace colas para comprar, el que sufre desabastecimiento, el que tienen los hospitales en ruinas. En Cuba, desde hace 62 años, se mantiene esa doctrina de patria o muerte. Eso no podría pasar en otro país ni en España. Pese a todo el mundo sigue negociando con Cuba y abriendo hoteles, haciendo inversiones en Cuba. Eso me parece mal. Te imaginas que abres un bar donde a las mujeres se les pega, pero como sabes que el maltratador consume no pasa nada. Es lo que ocurre en Cuba con los hoteles. Los cubanos no pueden entrar en los hoteles

¿Teme que los políticos puedan utilizarle con fines partidistas?

Mi partido es la vida. De hecho esta canción no se alinea con ningún partido ni ideología. Soy artista, a mi no me paga ningún grupo ni me paga la CIA, que es lo que dice Cuba ahora de mí. Hoy salió un panfleto diciendo que la CIA nos ha pagado un millón de dólares. Es una calumnia tras otra.

¿Creyó usted alguna vez en la revolución?

Al comienzo fue algo muy mágico, y muchos, o todos, nos lo creímos. Yo nací en plena revolución, pero yo creo que el desengaño ha crecido y esto el circo ya no se sostiene. El sistema se sostuvo gracias a las barreras que nos pusieron para que no pudiéramos ver el exterior. En los últimos años el cubano ha podido salir de la isla y ahora tiene acceso a internet y puede comparar. La burbuja se ha roto.