La Corte Penal Internacional da luz verde a una investigación en Palestina por “crímenes de guerra”

Las pesquisas abarcarán delitos cometidos tanto por las Fuerzas Armadas Israelíes como por Hamás y otros grupos armados palestinos contra la población civil

La Corte Penal Internacional investiga también el uso de la fuerza contra los manifestantes en la frontera de Gaza, en 2018
La Corte Penal Internacional investiga también el uso de la fuerza contra los manifestantes en la frontera de Gaza, en 2018 FOTO: Mohammed Salem REUTERS

La fiscal general de la Corte Penal Internacional (ICC), Fatou Bensuda, anunció ayer que se abrirá una investigación sobre supuestos crímenes de guerra cometidos por Israel y facciones palestinas durante la guerra de Gaza de 2014.

El anuncio llegó un mes después de que la corte dictaminó que dispone de la jurisdicción para abrir la causa, y despertó la ira de Israel y la condena inmediata de Estados Unidos. En el comunicado emitido por Bensuda, explicó que “la investigación se centrará en crímenes cometidos en la situación creada a partir del 13 de junio. Cualquier causa abierta por esta oficina será llevada a cabo con independencia, imparcialidad y objetividad, sin miedo ni favoritismos”.

La fecha mencionada por la fiscal se refiere a la chispa que encendió las llamas de la guerra.  Aquel 13 de junio, un comando de Hamás en Cisjordania secuestró y asesinó a tres jóvenes judíos israelíes. El conflicto armado posterior, que duró siete semanas, dejó más de 2.100 palestinos y 73 israelíes muertos.

Los dictámenes de la ICC tienen potestad sobre individuos, y no estados. Pero el ministro de defensa israelí, Benny Gantz, dijo que la causa podría acarrear acusaciones de crímenes de guerra sobre cientos de israelíes, incluyendo al propio Gantz, que entonces era el comandante en jefe del ejército hebreo.

Desde Ramallah, la Autoridad Nacional Palestina (ANP) celebró abiertamente el anuncio. “Aportaremos toda ayuda que se nos requiera, que sirva para traer justicia al pueblo palestino”. Y continuó en su comunicado: “los crímenes cometidos por los líderes de la ocupación israelí contra el pueblo palestino son continuos y sistemáticos”.

La organización islamista Hamás que gobierna la Franja de Gaza –y rival de la facción al-Fatah que controla la ANP en Cisjordania-, estará también implicada también en la investigación por crímenes de guerra, y ayer evitó hacer comentarios al respecto.

Bensouda ya avanzó en 2019 que si se logra avanzar la causa, se centrará en el conflicto entre Israel y Hamás en 2014, la expansión de los asentamientos judíos en Cisjordania, y la represión ejercida en las protestas de la “Marcha del Retorno” en Gaza.

En febrero, el primer ministro israelí Benjamín Netanyahu –cuyo país no es miembro de la ICC- catalogó la iniciativa de “puro antisemitismo”, y prometió que “lucharemos esta perversión de la justicia con toda nuestra fuerza”.