Dinamarca se prepara para levantar las restricciones, mientras Suecia combate otra ola de coronavirus

Con 600 casos por 100.000 habitantes, la incidencia sueca casi cuadriplica la danesa pese a que en ambos países alrededor del 11% de la población ya ha recibido la primera dosis de la vacuna

La primera ministra danesa, Mette Frederiksen, anunció anoche el acuerdo con el resto de partidos para levantar las restricciones a finales de mayo
La primera ministra danesa, Mette Frederiksen, anunció anoche el acuerdo con el resto de partidos para levantar las restricciones a finales de mayoPhilip DavaliEFE

Separadas solo por el estrecho de Sund, Dinamarca y Suecia se encuentran en las antípodas en el impacto del coronavirus. Si bien un año después de inicio de la pandemia las estrategias sanitarias de ambos países nórdicos se han aproximado, la tasa de contagios sueca es cuatro veces superior a la danesa (600 frente a 161 casos por 100.000 habitantes). Como resultado, los daneses comienzan a ver la luz al final del túnel en las restricciones anti covid, mientras que los suecos hacen frente a una tercera ola.

El Gobierno socialdemócrata danés de la primera ministra Mette Frederiksen logró cerrar el lunes por la noche un acuerdo con nueve de los diez partidos con representación parlamentaria para levantar progresivamente las restricciones entre abril y finales de mayo. Para entonces, se prevé que toda los daneses mayores de 50 años hayan recibido la primera dosis de la vacuna. Este regreso a la vieja normalidad vendrá condicionado por el uso de un certificado de vacunación, test negativo de covid-19 o una prueba de que ya se ha superado la enfermedad.

“Estamos de acuerdo en que será un punto clave cuando todos los mayores de 50 se hayan vacunado. Todo depende, no obstante, de que podamos mantener bajo el contagio y que usemos el certificado”, aseguró en una rueda de prensa Frederiksen.

La buena evolución de la pandemia desde enero permitió al Gobierno danés empezar en febrero a aliviar algunas medidas impuestas antes de Navidad. Así, se permitió el regreso a las aulas de los estudiantes hasta quinto de primaria, se reabrieron las pequeñas tiendas no esenciales, se autorizó el deporte al aire libre y se permitieron las reuniones de hasta diez personas.

Según el texto consensuado por los partidos, se completará la vuelta a las aulas de todos los cursos en las escuelas y el regreso parcial en enseñanzas medias y superiores a partir del 6 de abril. Los centros comerciales, la restauración (solo para terrazas), museos, bibliotecas y peluquerías abrirán una semana después, aunque en los tres últimos habrá que presentar un certificado (que se podrá bajar en el móvil) que demuestre que se ha recibido la vacuna, se ha pasado la covid-19 o se ha dado negativo en un test.

Ese punto marcará el fin de la mayoría de las restricciones, aunque algunas se mantendrán, incluidas aquellas “en relación con eventos que conllevan un riesgo de superpropagación, incluidos los grandes eventos y la vida nocturna, restricciones de viaje y medidas generales para reducir las infecciones”, establece el acuerdo.

Casos de coronavirus por millón de habitantes
Casos de coronavirus por millón de habitantesLA RAZÓN

Mientras, en la vecina Suecia las autoridades anunciaron este marte nuevas limitaciones al aforo de museos, galerías de arte, zoológicos, parques de atracciones y parques temáticos a partir de este jueves en un enésimo intento de frenar el impacto de las nuevas cepas de coronavirus, más contagiosas.

Estos lugares deberán calcular un número máximo permitido de visitantes y asegurarse de que no supere ese número. El límite difiere entre los diferentes lugares y se establece en un visitante por cada 20 metros cuadrados en los parques de atracciones y temáticos y zoológicos, y un visitante por cada 10 metros cuadrados en los museos y galerías de arte, el mismo límite que para las tiendas y gimnasios. Además, el número total de visitantes permitidos no puede exceder de 500, la misma regla que se aplica a los centros comerciales y grandes almacenes.

Las medidas actualmente en vigor en Suecia incluyen la prohibición de eventos públicos para más de ocho personas, un límite en el número máximo de clientes permitidos en tiendas o gimnasios, y reglas de distanciamiento social en restaurantes. También se les pide a la población que trabaje desde casa si es posible, que limite la socialización a un pequeño grupo de personas y evite situaciones en las que pueda producirse hacinamiento.

Suecia ha administrado ahora 1.385.975 dosis de vacuna, con 971.736 personas que han recibido una dosis y 414.239 que han recibido ambas dosis. Alrededor del 11,9% de los mayores de 18 años han recibido al menos una dosis.

Sin embargo, la fatiga pandémica parece hacer mella entre una población que hasta el otoño pasado solo había recibido recomendaciones para combatir el coronavirus. El pasado viernes, el primer ministro sueco, Stefan Löfven, expresó severas advertencias a la población e insistió en que “más gente necesita hacer más”.