“En su pánico, los líderes de Cuba serán capaces de desatar una sangrienta represión”

El profesor Pío Serrano asegura que “hoy no hay figura alguna con el peso histórico” en la isla capaz de frenar el malestar

Un seguidor de Fidel Castro en La Habana
Un seguidor de Fidel Castro en La HabanaLUIS CORTESREUTERS

La inesperada protesta de los cubanos, que salieron a las calles el domingo en más de 50 localidades del país de forma espontánea y convocados por las redes sociales, ha pillado por sorpresa al Gobierno cubano. Pío Serrano (Cuba, 1941), que fue profesor de Filosofía en la Universidad de La Habana y que desde 1974 vive en en España, donde fundó y dirigió la Editorial Verbum hasta 2012, asegura que “a estas alturas, ni siquiera una salida espectacular del retiro de Raúl (Castro), podría aplacar el desencanto total que se ha desatado en toda la isla”.

¿Cree que este momento es el principio del fin del régimen cubano. Ha perdido el pueblo cubano el miedo a la represión y al régimen?

No quiero pecar de optimista, prefiero ser realista. Hasta el presente, el régimen cubano ha sabido reprimir otras manifestaciones de descontento y repulsa populares. Ha sido su único acierto. Sin embargo, en esta ocasión, las circunstancias que originan esta revuelta son sorprendentemente novedosas, entre ellas, la pérdida del miedo a las represiones.

¿Cuál es el origen de estas protestas: la pandemia, la falta de oportunidades y prosperidad, la falta de libertad?

Ahora, el origen de estas protestas es más complejo. Ya no se trata únicamente de la ausencia de oportunidades, el precario transporte público, el desabastecimiento, los apagones eléctricos, los cortes de agua, la imposibilidad de encontrar refugio en la economía que genera el turismo, la falta de libertad. En este momento, los gritos que se oyen de un extremo al otro de la isla -y esto es novedoso- es el de: “Patria o vida” y “Abajo la dictadura”. El pueblo parece no conformarse con parches circunstanciales. Otra novedad ha sido la amplia recepción internacional del conflicto, y el pueblo lo sabe.

¿Cree que con Fidel Castro o Raúl Castro en el poder estas protestas habría tenido lugar. será muy duro en su represión contra los que han salido a la calle?

En 1994, Fidel Castro pudo contrarrestar el “maleconazo”; su poderosa impronta y un adiestrado cuerpo represor puesto en marcha apagaron aquel incendio. Hoy no hay figura alguna con el peso histórico y la representación de los hermanos Castro. Me temo que hoy, el miedo ha cruzado la acera y quienes ostentan el poder comienzan a sentir el escozor de un temor que los Castro no conocieron y que, en su pánico, serán capaces de desatar una sangrienta represión.

¿Cree habrá una fuerte represión contra la manifestantes?

Sí. En las palabras de Díaz-Canel hay un mensaje claro: “La calle es de los revolucionarios. Aplicaremos toda la fuerza necesaria para desalojarlos”. En su aturdimiento, podrían llegar a derramar sangre inocente. Lo cierto es que no hay ‘cabezas’ de reemplazo. Y me temo, también, que, a estas alturas, ni siquiera una salida espectacular del retiro de Raúl, podría aplacar el desencanto total que se ha desatado en toda la isla.