La oposición pide movilizarse contra Saied por gobernar por decreto

Las medidas del presidente tunecino son “inconstitucionales” propias de “un golpe de Estado”

Retrato del presidente tunecino Kais Saied en una tienda de fotografía en Túnez
Retrato del presidente tunecino Kais Saied en una tienda de fotografía en TúnezJIHED ABIDELLAOUIREUTERS

El Partido de los Trabajadores de Túnez (PTT) instó hoy a la movilización ciudadana contra las medidas excepcionales adoptadas por el presidente de la República, Kaïes Saied, quien este miércoles, casi dos meses después de suspender el Parlamento, cesar al primer ministro, autorizar arrestos domiciliarios arbitrarios y asumir plenos poderes, anunció que gobernara por decreto.

Saied ya había anunciado el lunes que no tenía la intención de restablecer la normalidad diplomática y que formaría un gobierno transitorio en el futuro, pero a medianoche publicó una circular presidencial en el que dejaba claro que de momento él mismo legislará a golpe de decreto.

Ante esta situación, el PTT emitió este jueves un comunicado en el que considera que esta nueva decisión “es la culminación de la operación golpista, realizada en julio, por el uso abusivo (que el presidente está haciendo) del artículo 80 de la Constitución”.

“Sin duda alguna, supone la suspensión de la Constitución y el establecimiento de un nuevo régimen contra las aspiraciones revolucionarias del pueblo tunecino” y “establece un poder personal absoluto y despótico, contrayendo las aspiraciones del pueblo tunecino”, aseguró el partido, uno de los más antiguos de la izquierda tunecina

Por ello, “llama a las fuerzas políticas, sociales, civiles, progresistas te democráticas a la acción conjunta, para “afrontar estos procesos para poner fin a esta peligrosa manipulación del destino del país”, agregó el PTT, integrado en la alianza Frente Popular, que tiene un diputado

AUMENTO DE LAS DENUNCIAS DE GOLPE DE ESTADO

A las críticas contra el presidente se unió este jueves el partido “Qalb Tunis”, segunda fuerza en las legislativas de 2019, que también calificó de “golpe de Estado” la última maniobra del presidente.

En un comunicado, la formación, liderada por el multimillonario populista y excandidato a la presidencia, Nabil Karoui, “recuerda que las medidas del 25 de julio, así como las contenidas en el Decreto Presidencial No. 2021-17 relativas a medidas excepcionales, constituyen una violación de la Constitución”.

“Estas disposiciones transitorias son sinónimo de la suspensión de la Constitución y el establecimiento de una nueva dictadura” y advierte “contra cualquier deriva que pueda socavar la unidad nacional, haciendo un llamado a que prevalezca el interés del país y a luchar contra el régimen dictatorial”.

La concentración de poderes en manos de una sola persona y la intervención del Jefe de Estado en los asuntos legales, los medios de comunicación y las asociaciones y organizaciones busca instaurar un régimen autoritario”, agregá la formación fundada por Karoui, quien perdió la segunda vuelta de las presidenciales frente a Said y fue encarcelado por corrupción.

DESAFÍO A LA COMUNIDAD INTERNACIONAL

Días atrás, durante la visita oficial a Túnez del Alto Representante de Política Exteriores y Seguridad de la Unión Europea, Josep Borrell, la presidencia reveló que su intención es cambiar el sistema a través de un referéndum convocado por el propio presidente para pasar de la actual República Parlamentaria o democracia participativa a una República presidencialista en la que la elección del gobierno corresponda al jefe del Estado.

Además, y después de que Borrell expresara la preocupación de la UE sobre el futuro de la democracia en la única nación que había sobrevivido al fracaso de las marchitadas “primaveras árabes”, Said advirtió que Túnez se opone a las injerencias y defenderá su soberanía.

“El presidente ha cometido alta traición y deberá asumir sus responsabilidades legales ante el pueblo tunecino”, aseguró hoy el diputado independiente Iyadh Elloumi. EP