Cómo funciona Interpol: sin arrestos ni agentes desplegados y con alertas rojas

La organización internacional de policía, formada por 194 países, desarrolla una actividad burocrática y de coordinación de las policías nacionales

Cuartel general de Interpol en Lyon
Cuartel general de Interpol en Lyon FOTO: Laurent Cipriani AP

Existen muchos mitos en torno al funcionamiento y la capacidades de Interpol, la gran red policial mundial, cuya asamblea general se celebra estos días en Estambul, de donde saldrá elegido su nuevo presidente. Hay que empezar diciendo que esta es una organización intergubernamental, con sede en Lyon (Francia), que cuenta con 194 países miembros y que su cometido principal es ayudar a los estados en tareas de coordinación policial “para hacer del mundo un lugar más seguro”, según las propias palabras de Interpol. No es una agencia de policía al uso sino más bien un mecanismo de coordinación de las diferentes fuerzas del orden de los países que la integran.

¿Cuándo y para qué surgió Interpol?

Esta gran agencia internacional fue fundada en 1923 con el objetivo de garantizar la seguridad pública. Interpol se centra en casos graves como fugitivos buscados por delitos de asesinato, abuso sexual de menores, tráfico de personas, fraude, corrupción, contrabando de drogas, delitos contra el medioambiente y blanqueo de capitales.

¿Es Interpol tan poderosa?

Si y no. Sí es poderosa porque dispone de una amplia red de seguimiento de la que forman parte 194 estados. Tiene línea directa con los mandos superiores de las policías de cualquiera de esos países y resulta sumamente útil en la difusión de las notificaciones rojas para atrapar a fugitivos. Por otro lado, la Interpol no dispone de agentes armados destacados en cada país ni realiza misiones para arrestar a sospechosos. Eso es algo que deja a los estados que integran la organización.

¿Puede arrestar a delincuentes?

No. Interpol no está en condiciones de realizar arrestos porque no se lo permiten sus estatutos. Esta organización respeta la soberanía nacional y por tanto es cada país el que decide si detiene o no a los señalados en una notificación roja de Interpol. Este aviso rojo es el mensaje más habitual e importante de la organización

¿Qué hace entonces?

Conectar a los países miembros cuando lanza notificaciones rojas contra fugitivos y actualizar la base de datos sobre criminales y personas desaparecidas. Su trabajo fundamentalmente es burocrático y administrativo. Por ejemplo, cuando su presidente, el chino Meng Hongwei desapareció en 2018, Interpol no pudo abrir una investigación para conocer el paradero de su máximo jefe.

¿Qué es una notificación roja y para qué sirve?

Una notificación o alerta roja es una solicitud a las policías de todo el mundo para localizar y detener a una persona en espera de extradición, entrega o acción judicial similar. Esta notificación incluye nombre, fecha de nacimiento, nacionalidad, color de pelo y ojos, fotografías y huellas dactilares si estuvieran disponibles de la persona que se persigue. Por otro lado, aporta información sobre el delito cometido por el que se le busca.

¿Qué validez jurídica tienen las alertas rojas?

Ninguna. Las notificaciones rojas son el resultado de un procedimiento administrativo, no de un proceso judicial. Para su elaboración Interpol no se basa en pruebas sino en lo que quiera exponer el gobierno que pide a Interpol lanzar esta alerta. Interpol, antes de lanzar la alerta, estudia la petición del país emisor para comprobar que cumple con todos los requisitos de la organización. Las alertas rojas pueden ser tenidas muy en cuenta por las entidades financieras para abrir una investigación sobre un cliente sospechoso. También hacen muy difícil que un sujeto señalado pueda viajar.

¿Persigue delitos políticos?

No. Interpol se limita exclusivamente a la delincuencia común, de hecho, en sus estatutos está prohibido el uso de la organización con fines políticos. Su misión no es investigar el crimen del que está acusado el sujeto perseguido. Eso es algo que deja para el país que pide lanzar la alerta. Interpol tiene un estatuto y una compleja serie de normas que establecen que la agencia no puede actuar de manera política, militar, religiosa o racial.

¿Contra quién se dirige la alerta roja?

Contra fugitivos de la justicia o aquellos que ya han sido condenados y deben cumplir una pena. La notificación roja constituye la etapa siguiente a una actuación judicial en el que emite la notificación. Estos avisos se difunden entre los más de 190 miembros de la agencia, que pueden utilizar la utilizar la notificación para apoyar los procesos de extradición. Estados Unidos, por ejemplo, no considera que una notificación roja por sí sola sea una base suficiente para detener a una persona ya que no cumple con los requisitos para el arresto establecidos en la cuarta enmienda de la Constitución.

¿Es lo mismo que una orden de detención internacional?

No, la notificación roja es un aviso que se publica a petición de un país miembro, pero se diferencia de una orden de detención internacional en que ésta última está cursada por un juez o un tribunal de justicia. Como hemos dicho, son los países miembros de la Interpol los que emiten estas notificaciones, pero previamente a su difusión tienen que ser examinadas por un equipo de la propia Interpol para verificar que cumple con la normativa de la organización.

¿Cuántas notificaciones hay vigentes?

Según los datos de la propia Interpol actualmente hay unas 66.370 notificaciones rojas válidas, de las que 7.669 son de acceso público. En 2020, por ejemplo, Interpol emitió 11.094 notificaciones rojas. Los ciudadanos no puede acceder a ellas excepto en el caso de que se considere que la ayuda ciudadana es de vital importancia para localizar a un individuo o si constituye una amenaza para la seguridad pública.

¿Qué españoles están en la lista de Interpol?

Antonio Anglés es uno de los fugitivos españoles en la lista de Interpol desde hace muchos años. También figuran José Luis Folgueras Álvarez, antiguo miembro de ETA buscado en Francia por narcotráfico y Juan Gil Palau, perseguido por contrabando de armas. Interpol, a su vez, cree que en España hay varios fugitivos internacionales Jamal El Khattab, buscado por trata de seres humanos, y la rusa Elena Puzyrevich, perseguida por trata de personas.

¿Tiene Interpol agentes propios?

No. Es una creencia muy común pensar que la organización con sede en Lyon tiene oficiales operativos a su cargo para la detención de fugitivos. Es la policía de cada país la encargada de buscar a la persona en cuestión. El trabajo de esta super agencia es fundamentalmente de coordinación entre los países miembros. Por tanto, cada nación debe decidir qué valor jurídico otorga a una notificación roja.

¿Qué es una notificación amarilla?

Es una alerta policial mundial sobre una persona desaparecida ya sea por secuestro o desapariciones sin motivo aparente. Ha habido casos en los que una notificación amarilla se ha usado para identificar a una persona incapaz de acordarse de su nombre. En Interpol creen que estos avisos son muy útiles para localizar a personas que han viajado de forma voluntaria o involuntaria al extranjero. En 2020, la agencia emitió 2.554 notificaciones amarillas.

¿Quién dirige Interpol?

El liderazgo operativo está dirigido por el secretario general, el alemán Jürgen Stock, elegido para el cargo por la Asamblea General en 2014. La plantilla de la organización está formada por unas mil personas, de las cuales alrededor de un cuarto son agentes puestos a disposición por varios países. El trabajo se realiza en cualquiera de los cuatro idiomas de la organización: árabe, inglés, francés y español.

¿Quién es el presidente Interpol?

Kim Yong Jang, que llegó al cargo en 2019 apoyado por Estados Unidos y contra el criterio de Rusia. Sustituyó al Meng Hongwei, detenido en 2018 en su propio país, China, tras su misteriosa desaparición. El surcoreano fue elegido para completar un periodo de dos años improrrogables que acaban en noviembre de 2021.

¿Qué pasó con Meng Hongwei?

Meng Nongwei desapareció en 2018 tras subir a un avión con destino a China, su país. Allí las autoridades anunciaron que había sido detenido por corrupción. En el juicio fue acusado de haberse apropiado de fondos públicos por valor de casi dos millones de euros. Meng fue elegido para el cargo en 2016 en medio de críticas de organizaciones de derechos humanos, que temían que podría usar su cargo en Interpol para perseguir a disidentes chinos.

¿Quién será el nuevo presidente?

La Asamblea General de Interpol se celebra en Estambul en noviembre de 2021. Compiten para el cargo la actual vicepresidenta, Sárka Havránková, dirección de la policía checa, y el general emiratí Ahmed Naser al Raisi, cuya candidatura ha creado polémica porque recientemente ha sido acusado de torturar a detenidos, entre ellos dos ciudadanos británicos. Varios países, entre ellos Francia, han abierto una investigación criminal a Al Raisi.

¿Qué países no están en Interpol?

No está Kosovo. La asamblea general de Interpol rechazó la solicitud del gobierno kosovar. Cabe recordar que hay países, como España, China y Rusia, que no reconocen a Kosovo como una estado independiente. Hay otras barreras. Si Kosovo estuviera en la organización policial podría presentar alertas rojas para los funcionarios serbios considerados por las autoridades kosovares como criminales de guerra.

¿Qué casos muy conocidos ha llevado Interpol?

Interpol estuvo detrás del arresto del terrorista internacional Carlos “el Chacal”, acusado de varios asesinatos en Europa Occidental en los años setenta y ochenta. También tuvo un papel clave en la captura del ex agente de la DEA (Administración de Drogas de Estados Unidos) Darnell García, que robó cientos de kilos de cocaína y heroína y blanqueó el dinero obtenido con su venta en bancos suizos.