Biden planea enviar hasta 8.500 soldados, destructores y cazas a Europa del Este para disuadir a Rusia

El Pentágono le dice al presidente de EE UU que podría multiplicar por diez la presencia militar en la zona en pocos días

En un giro radical con la hasta ahora moderada postura de Joe Biden respecto a la creciente crisis de Ucrania, el presidente de Estados Unidos empezaba la semana sopesando desplegar miles de tropas en Europa del Este y países bálticos.

Las opciones barajadas durante este pasado fin de semana en Camp David, su retiro presidencial en Maryland, incluyen el envío de entre 1.000 y 8.500 soldados estadounidenses, con el potencial de ampliar esa cifra multiplicándola hasta por diez si la tensa situación empeora, así como también buques de guerra y aviones a sus aliados de la OTAN.

De hecho, en los últimos meses, las Fuerzas Armadas estadounidenses han suministrado material bélico a Ucrania por valor de 2.000 millones de dólares. Equipamiento militar al que se sumaban, en las últimas 24 horas, otros dos envíos que Estados Unidos decidía realizar a Kiev: 80 toneladas de pertrechos adicionales a las 90 toneladas que habían llegado el día anterior al aeropuerto de Borispil, situado a las afueras de la capital ucraniana.

La información de la nueva adquisición fue confirmada poco después por el ministro de Defensa ucraniano, Oleksii Reznikov, como muestra de agradecimiento a sus aliados, pero también de advertencia a su país vecino. “¡El segundo avión está en Kiev! ¡Más de 80 toneladas de armas para reforzar la capacidad defensiva de Ucrania de parte de nuestros aliados de EEUU! Y esto no ha terminado aún”, publicó junto a una fotografía en Twitter, retratando el interior y el exterior del avión de carga.

Un misil ruso lanzado en unas maniobras militares en Orenburg en los Urales en diciembre
Un misil ruso lanzado en unas maniobras militares en Orenburg en los Urales en diciembre AP

Altos funcionarios del Pentágono le presentaron el sábado al presidente Biden varias alternativas para desplegar esa presencia militar estadounidense en la zona amenazada, tras los fracasados intentos de actuar por la vía diplomática con Vladimir Putin. El presidente ruso ha intensificado sus acciones durante los últimos días, presionando con el incremento de presencia militar y maniobras de advertencia en las fronteras para que la OTAN deje de ofrecer apoyo a Ucrania y evite su futura incorporación a la Alianza Atlántica.

Entre las medidas urgentes acordadas por EE UU, el Departamento de Estado emitió este domingo una orden a todo el personal de su Embajada en la capital ucraniana para que abandonen cuanto antes el país junto a sus familiares. Una medida de seguridad definitiva, en medio de las crecientes tensiones en Kiev ante los temores de una posible invasión rusa.

Algunas de las deliberaciones internas de esa reunión privada con el presente de EEUU las dieron a conocer miembros de la cúpula militar del país en calidad de anonimato, copando las portadas de la prensa nacional el lunes ante los temores a una inminente incursión de Rusia en Ucrania.

Exterior de la embajada de EEUU en Kiev
Exterior de la embajada de EEUU en Kiev FOTO: SERGEY DOLZHENKO EFE

Biden anunciaba, además, tener previsto participar esa misma tarde en un encuentro virtual con líderes europeos “como parte de nuestra estrecha consulta y coordinación con nuestros aliados y socios transatlánticos en respuesta a la presencia militar de Rusia en las fronteras de Ucrania”, avanzó la Casa Blanca en un comunicado.

La convocatoria de la videollamada de Biden incluyó a la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von Der Leyen; el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel; el presidente francés, Emmanuel Macron; el canciller alemán, Olaf Scholz; el primer ministro italiano, Mario Draghi; el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg; el presidente polaco, Andrzej Duda; y el primer ministro británico, Boris Johnson.